EL COMISARIO RETIRADO FUE CONDENADO A 8 AÑOS DE PRISIÓN

Fiscalía insiste con la prisión para Ale y ahora define el Superior Tribunal


Esta semana se definió la condena contra Juan Luis Ale, comisario Retiro Servicio Efectivo (RSE) de la Policía del Chubut, quien fue sentenciado a ocho años de prisión, luego de que fue encontrado culpable del delito de abuso sexual contra dos mujeres que al momento de los hechos eran menores de edad.
La condena no fue satisfactoria para las víctimas, quienes esperaban una pena privativa de la libertad mayor, recordando que el pedido de la Fiscalía había sido de 14 años de prisión, mientras que el abogado defensor del ex titular de la fuerza de seguridad provincial había exigido cuatro años.
En la jornada de ayer se dieron novedades respecto a esta nueva causa y a avances que podrían conocerse en los próximos días. Lo que sucedió fue que la fiscal Alejandra Hernández, representante del Ministerio Público Fiscal en el caso en cuestión, insistió con el pedido de prisión preventiva para Ale, en una audiencia que se concretó ayer con la jueza Patricia Asaro.

Define el STJ

Puntualmente, la fiscal solicitó que se establezca la medida de coerción por “el peligro de fuga”, tras haberse conocido la condena a ocho años de prisión para el ex jefe de la Policía del Chubut. Al respecto, Hernández consideró que esto último constituye un nuevo elemento para solicitar esta medida.
Por su parte, la jueza Asaro no aceptó la competencia para resolver este pedido de prisión preventiva y ahora quien deberá definir si se otorga o no la petición de la fiscal es el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia.

La condena

Vale recordar que tras las audiencias de cesura de pena en donde la fiscal Hernández presentó el material probatorio para solicitar una pena de 14 años de prisión y que el letrado representante de Ale pidió la pena mínima de cuatro años, el tribunal compuesto por Marcela Pérez, Marcelo Orlando y Gustavo Castro definió que el comisario de la Policía del Chubut tendrá que cumplir con ocho años de prisión.
La pena fue considerada como escueta por parte de las víctimas, que cuando conocieron la decisión de los jueces manifestaron malestar. Una de ellas estuvo afuera de la audiencia y expresó su descontento al saber que la condena había sido de ocho años y una vez que culminó dejó en claro que no estaba de acuerdo con lo que finalmente se resolvió.
Otra de las críticas que se esgrimió luego de que finalizó la audiencia fue que Ale no estuvo presente en la misma y que actualmente se encuentra en la localidad de Esquel.


COMENTARIOS