CHARLA GRATUITA DE FEHGRA

¿Cómo gestionar petit hoteles después de la pandemia?


Más de 300 empresario de todo el país participaron de la charla “Cómo Gestionar Hoteles Pequeños Post COVID”, dictada por el asturiano Jaime García Martínez, licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación y organizada por la FEHGRA.

El caso de Asturias

García Martínez es egresado de la Universidad de Oviedo; propietario del alojamiento Rural Casa del Tesoro, en Cangas de Onis (Principado de Asturias); y presidente de la Asociación de Alojamientos Rurales de Asturias (ARCA): “Desde hace 20 años me especializo en Turismo Rural. Por esos años Asturias se inició en el segmento de pequeños alojamientos, que complementan las rentas de trabajo de personas vinculadas al sector primario, y que fue creciendo. Nuestro trabajo -en ARCA- es la promoción de los alojamientos, bajo el slogan Paraíso Natural, que tiene Asturias. El gran valor que estamos defendiendo son los espacios naturales. Más del 45% del territorio son espacios protegidos y es el atractivo principal para los visitantes que vienen a nuestro territorio”, explicó. En España, los alojamientos rurales se constituyeron como una de las mejores formas de disfrutar de un ocio saludable, tranquilo, conectado con la naturaleza, con servicios humanizados y amables, y con una oferta integrada por hoteles rurales, casas de aldea, apartamentos rurales y núcleos de Turismo Rural.

Sin turismo extranjero

El empresario turístico reconoció: “Nos sorprendió el verano con alta ocupación. Este tipo de alojamiento fue lo más demandando, con una ocupación del 92% en agosto, y el 83% en julio”, hablando de la temporada estival del hemisferio norte en 2020, agregando que además no contaron con el turismo europeo. De marzo hasta junio los establecimientos estuvieron cerrados, pero experimentaron una recuperación en este estilo de turismo de naturaleza, familiar, con recorridos accesibles por rutas, cercano, con costa, ríos, montañas, dirigiendo la oferta al turismo doméstico, bajo la consigna “como en tu casa, en Asturias”. Agregó que el comportamiento del flujo turístico no fue el mismo en el resto de España, con destinos que no se vieron favorecidos.

Protocolos

Jaime García Martínez explicó que en esta etapa ARCA, junto a OTEA (Hostelería y Turismo de Asturias, que tienen 2000 socios), desarrolló videoconferencias con los distintos agentes implicados en la gestión de la pandemia, entre ellos, la Consejería de Sanidad o la Viceconsejería de Turismo, y realizaron videoconferencias con los socios para trasladarles las novedades según se producían. A través del Instituto de Calidad Turística Española (ICTE) trabajaron mucho “en los protocolos, en la desescalada, en la nueva normalidad, que hay que encarar con mucha garantía y seguridad, con protocolos que aseguren al visitante que va a tener buenas condiciones, porque el miedo en el turista existe”.
Explicó que los protocolos los llevaron a solicitar un plan de contingencia estructurado: “Nos vino fenomenal, tanto a la Asociación como a los asociados. Al hacerlo en modo de videoconferencia por zoom hubo muchos empresarios que se adhirieron en ese momento. Con estos requisitos de los boletines oficiales del Estado y del Principado de Asturias, hicimos una compra centralizada de productos. El despiste era general, y además al hacer compras generalizadas mejoramos el coste y sentimos que estábamos trabajado conjuntamente”. Agregó que en los pequeños alojamientos tuvieron que invertir alrededor de 550 euros en insumos vinculados al COVID.


COMENTARIOS