LA SITUACIÓN DE EL HOYO “ES LA MÁS COMPLICADA PORQUE LES DEBEN UN MES DE SUELDO”, ASEGURÓ UN DIRIGENTE SINDICAL

Buscan recomponer salarios de unos 2.000 municipales de La Comarca


El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste (SOEME y ZO), Antonio Osorio, anticipó que esta semana comenzarán los diálogos con el intendente de Trevelin, Héctor Ingram, con el objetivo de lograr una “movilización en los sueldos de los trabajadores”.
En diálogo con AzM Radio, se refirió a la situación actual que atraviesan los trabajadores municipales de la localidad de El Hoyo, quienes llevan un mes de atraso en el cobro de sus haberes.

Complicados

Al respecto, Osorio sostuvo que “la situación es bastante complicada, es un contexto difícil, habíamos arrancado bien el año y sobre todo en esta zona turística, pero no somos ajenos a lo que pasa en el mundo con la pandemia” y adelantó que “esta semana tenemos previsto juntarnos con el Intendente (de Trevelin) para ver si podemos lograr una movilización en los sueldos; acá en Esquel arrancamos y estamos sin definiciones”.

Aguardan un “efecto rebote”

En algunos municipios “todavía en lo que va del año no se pudo acordar nada, pero la idea es la misma, simplemente ir movilizando y no perder más poder adquisitivo del que perdimos, además de apostar a que esta situación se modifique y que haya un efecto rebote que nos ponga en otra situación”, apuntó el dirigente sindical, aclarando que “acá en Esquel tuvimos un 10% de aumento en febrero pero correspondía a la paritaria del año anterior; en lo que va del 2020 están esos $3.000 que se pusieron hasta tanto dure esta situación, por eso queremos ver si podemos obtener un pequeño aumento”.

Recomposición salarial

“En Trevelin”, continuó Osorio, “seguimos en el mismo escenario, no pudimos acordar nada, y lo mismo ocurre en otros municipios de la Comarca”.
“El acumulado de este año está en el orden del 20%, calculamos que la inflación no va a ser tan alta como la del año pasado, pero estimamos que la cifra (de incremento) debería estar por encima de un 30%; sabemos que para muchos municipios va a ser imposible, en algunos recibimos ofertas por parte del Ejecutivo y estamos hablando del 10%, en Esquel apuntamos a un 15% más transformar en bonificable la suma de $3.000 que habíamos agregado en marzo y todavía no podemos cerrar”.

Sin mayores acuerdos por ahora

La búsqueda de acuerdos “viene bastante complicada”, reconoció el referente gremial, sumando a ello que “más allá de lo que consigamos ahora, en el presupuesto del año próximo vamos a pedir que se tenga en cuenta que este año hemos perdido poder adquisitivo y que lo vamos a querer recuperar”.
Osorio remarcó que “no queremos encontrarnos con que, pasado el tiempo, hemos perdido demasiado”.

Cuentas desordenadas

Consultado sobre el diálogo con las autoridades municipales de Trevelin, puntualizó: “Hay buen diálogo, habíamos apostado a un recambio de intendente en la ciudad y compartimos muchas cuestiones en lo ideológico. Entiendo que él (por Héctor Ingram) como empleado municipal se pone en los zapatos de los trabajadores y todo tiene que ver con una cuestión netamente de presupuesto, de la coparticipación que bajó muchísimo. Y en otros lugares hay intendentes nuevos que se encontraron con un panorama de endeudamiento muy alto, y este año no les está permitiendo ordenar los números para avanzar en la cuestión del sueldo de los trabajadores. Hasta ahora lo veníamos entendiendo, pero sí estamos pidiendo que haya sacrificios y gestiones como para que el costo de esta pandemia no lo terminen pagando los empleados”.

Negociaciones abiertas

Los municipios donde aún no han podido cerrar negociaciones desde el sindicato “son Gualjaina, Epuyén, El Maitén, Lago Puelo, El Hoyo”, precisó Osorio, asegurando que en este último caso “la situación es más complicada todavía, porque tiene un mes de atraso en el pago de sueldos, y recién a principios de este mes se cobró julio, sin que los trabajadores sepan cuándo van a percibir agosto; aún les falta completar el aguinaldo, la verdad es que, de todas las localidades de la Comarca, El Hoyo es la más complicada”.

Más de 4.000 personas afectadas

En dicha región de la provincia “estimamos que hay unos 2.000 trabajadores municipales”, detalló, agregando que “no todos están en planta, por lo que en muchos lugares aún hay precariedad laboral”.
A ello, añadió que “si sumamos a Corcovado la cifra sería un poco mayor, pero aún no estamos trabajando tan al sur” y concluyó que “si se considera al grupo familiar de cada trabajador, hablamos de unas 4.000 personas que dependen del sueldo del empleado municipal”.


COMENTARIOS