ANTE LA POSIBILIDAD DEL RETIRO DE LOS APOYOS ECONÓMICOS DEL INCAA

Alerta en los festivales de cine


El Diario | Cultura

En plena crisis del sector cultural por el impacto de la cuarentena, la Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales de la Argentina se movilizaron por las propuestas volcadas en la Asamblea Federal del 7 de agosto, durante la cual se propuso el cierre y atomización del Programa de Festivales Nacionales del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).
Por este motivo, comenzaron una recolección de firmas para revertir esta decisión que, “de concretarse, puede dar un golpe demoledor al sector más independiente y creativo del audiovisual argentino”, señalaron en un comunicado.
La declaración señala además que generaría “consecuencias regresivas a las dinámicas de las economías locales y regionales donde los festivales impactan notablemente, a la vez que atentará contra la promoción y difusión de las diversidades que a través de valores y expresiones de comunidades, minorías, etnias, religiones, manifestaciones políticas, artísticas y culturales, se reflejan en el vasto mundo de nuestro cine”; añadiendo que estas muestras “garantizan el federalismo y la pluralidad de voces propias», señalan, y «amplían el derecho de los ciudadanos al acceso de bienes culturales”.
También, afirmaron que el Instituto “debe actuar como promotor y garante de la Diversidad Cultural Audiovisual de nuestra Patria, y de una exhibición federal de obras y contenidos. Desentenderse política y burocráticamente del área de Festivales Nacionales dejará expuestos a los festivales nacionales e internacionales de cine de la Argentina a un ajuste que aumentará a niveles peligrosísimos el discrecionalismo de las ya magras asignaciones presupuestarias y pondrá en serio riesgo a los festivales independientes”.
Por último, resaltaron la importancia fundamental de las muestras y festivales de cine a lo largo y ancho del país porque “son pantallas alternativas de exhibición que suman propuestas alternas a las salas comerciales; porque garantizan el federalismo y la pluralidad de voces propias; porque promueven la accesibilidad a contenidos diversos; porque amplían el derecho de los ciudadanos al acceso de bienes culturales; porque promueven la ampliación de públicos y formación de audiencias; porque son plataformas que vehiculizan el aporte material y simbólico de un flujo de producciones cinematográficas que nutren a directores, guionistas, productores, actores, equipos técnicos y al público en general con el estado del arte a nivel mundial. Quienes organizan, producen y llevan adelante los festivales a lo largo y ancho del país, en su mayoría, son gestores culturales independientes que trabajan articulando apoyos públicos y privados en cada edición con mucha pasión y profesionalismo”.


COMENTARIOS

Comments are closed.