LA NO CIRCULACIÓN ENTRE CIUDADES BENEFICIÓ AL SECTOR A PESAR DE LA CRISIS

Trevelin: En pandemia hubo más altas comerciales que bajas


El Diario | Economia | Politica | Regionales

Por Fabio Durando

El Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio que dispuso el Gobierno Nacional el pasado 20 de marzo a consecuencia del Covid-19 logro cambios circunstanciales en el mundo y en la ciudad de Trevelin si bien hasta el momento no se registraron casos positivos tuvieron que adaptarse a la reglamentación. Se registraron más altas que bajas comerciales.
La crisis económica que atraviesa la provincia por el pago fuera de término de los haberes de los trabajadores públicos y a los proveedores de servicios, también aportan a que allá menos consumo local.
Sin duda el sector comercial ha sido uno de los más castigados, pero los datos registrados indican que hubo más altas que bajas en cuanto a habilitaciones comerciales.
En el último semestre se registraron 37 altas y 15 bajas comerciales. Lo más llamativo es que desde que se decretó el aislamiento se registraron 19 altas y 13 bajas en la Dirección de Bromatología, Inspección e Higiene de la Municipalidad de Trevelin.

Comercios en alta

Los rubros comerciales que decidieron abrir en época de pandemia en su mayoría, fueron los relacionados a la venta de productos alimenticios y forrajeras. En tanto las bajas registradas en su mayoría fueron de restaurantes, bares y confiterías.
Adaptarse a los cambios que produjo la pandemia ha sido la decisión de algunos comerciantes de Trevelin para poder abrir sus locales lo antes posible. “Se ha visto mucho el cambio de rubro, enmarcado al principio de los que eran más esenciales, frente a la necesidad. Una librería paso a ser almacén” aseguró el responsable de Bromatología Municipal, Mario Jones.
Sin duda dentro de los comerciantes, el sector gastronómico es el que más ha sufrido producto de la pandemia. Fueron los últimos en reabrir sus puertas luego de presentar protocolos de bioseguridad. “Las habilitaciones en el sector gastronómico han mostrado una baja importante. Pero en los demás rubros no se ha notado tanto esto”, sostuvo Jones.
A diferencia de otras ciudades donde se han visto cierres definitivos de comercios, en Trevelin se han dado de alta más habilitaciones que bajas. “La gente está apostando más allá de la crisis a la actividad comercial. Todos los días se acerca vecinos para pedir asesoramiento” afirmó el responsable del área municipal.
Los rubros que abrieron sus puertas desde el 20 de marzo pasado son carnicerías, pollerías, almacenes, forrajeras, lencerías, papelerías, institutos y academias de idioma, veterinarias, restaurant, kiosco, gimnasios, venta de artículos regionales y venta por mayor y menor de alimentos. En tanto las bajas registradas se ven en comercios como talleres mecánicos, cabañas, restaurant, comercio minorista, carnicería, bares, kiosco, camping, servicios comerciales de mensajería, casa de comidas, pollería y confiterías.

No endeudarse es ser exitoso

“Me la jugué. Nadie esperaba este tema de la pandemia y la situación que atraviesa la provincia complica aún más” indicó el propietario del autoservicio y forrajería “Los Leones”, Tito Troncoso. “Porque la gente lo último que va hacer es dejar de comer, por ahí posterga comprar ropa, pero no posterga dejar de comer”.
Considerarse exitoso en estos tiempos es “mantenerse, tener todos los pagos al día y no endeudarse”, reflexiona Troncoso, quien se ha dedicado a la actividad comercial durante años como empleado, y junto a su familia decidió abrir las puertas en el mes de junio de un nuevo emprendimiento comercial. “Nuestro negocio es un autoservicio en general y forrajearía. Vivimos en una zona donde el campo necesita productos para poder alimentar a sus animales”.
El comerciante considera que el corte de la ruta hacia la ciudad de Esquel “benefició a los comercios de Trevelin. Los vecinos de la ciudad como los de los parajes tuvieron que abastecerse acá. Se abasteció ante la incertidumbre. Más allá de la pandemia, lo más complicado es la situación económica de la provincia”.

En carne propia

“Uno de los sectores más complicados en pandemia es sin duda el gastronómico, lo viví en carne propia tuve que cerrar las puertas de mi local gastronómico”, afirmó el Presidente de la Cámara de Comercio de Trevelin, Nicolás Troncoso. “Desde la cámara registramos que dentro de los comercios los más afectados fueron las ventas de ropa, artículos deportivos y por supuesto el sector gastronómico que, si bien en principio tuvo al delivery como una opción, no fue suficiente”.
“También registramos que los comercios que tuvieron mejoras durante este proceso que estamos viviendo, fueron los rubros alimenticios, de limpieza e higiene y los forrajeros”. Más allá que varios sectores han sido castigados la pandemia beneficio a otros productos de la restricción de al circular entre ciudades.
“Al principio del aislamiento luchamos desde la cámara que dejaran que los pequeños comerciantes abrieran sus puertas, solo las grandes cadenas de supermercados pudieron abrir y fue muy desparejo”, recordó Nicolás Troncoso.
En Trevelin, al día de hoy, hay 570 habilitaciones comerciales activas. Este número incluye tanto a las habilitaciones físicas como también prestaciones de servicios y transportes. Y solo 63 comercios se inscribieron en el registro que habilitó la Cooperativa 16 de Octubre, para que los comerciantes acedan al cambio de categoría de comercial a residencial y obtener un beneficio en la facturación final.
No tenemos que estar ajenos al lugar donde vivimos. Uno de los principales motores de la economía es el sector del campo. Por eso se da en este contexto la apertura de comercios relacionados a la agricultura y la ganadería. Tendremos que esperar para ver si se sostienen en el tiempo o fue pura casualidad.
Sin duda la pandemia y la crisis económica provincial afectaron a toda la comunidad, pese a esto hay que felicitar a los comerciantes que decidieron apostar en la apertura de nuevos comercios a sabiendas en el contexto en el que nos encontramos.


COMENTARIOS

Comments are closed.