ELLO "PERMITIRÁ SOSTENER LA SALUD Y EL TRABAJO", MANIFESTÓ

Sastre remarcó que en Madryn «es el momento del cuidado personal»


El Diario | Puerto Madryn

Debido a la evolución de la situación epidemiológica, en Puerto Madryn se determinó la restricción en los horarios de circulación de las personas para evitar reuniones sociales y familiares. En ese marco, el Jefe Comunal de la ciudad reiteró el pedido de responsabilidad social e individual a la ciudadanía y remarcó que se atraviesa un contexto adverso que debe convocar a la comunidad a ser responsables y solidarios. Al respecto, el intendente Gustavo Sastre explicó que “en el transcurso de la semana hemos tenido un crecimiento sostenido de los casos confirmados de COVID-19, con 102 personas que se encuentran transitando la enfermedad dentro de nuestra ciudad, 37 en el barco Atlántico 1 y el fallecimiento de un vecino que lamentablemente no pudo darle batalla al virus. Por eso es que hoy quiero pedirle a toda la comunidad que autolimitemos nuestra circulación en la ciudad. Suspendamos todas las actividades que sean posible”. 

Bajar la circulación del virus

Además, el Jefe Comunal remarcó: “Como Intendente, no puedo determinar un retroceso de fases porque es competencia del Gobierno Provincial o Nacional, pero puedo apelar a cada uno de ustedes, para que nosotros mismos, por nuestra propia autodetermianción, podamos bajar los niveles de circulación. Los que podamos quedarnos en casa, hagámoslo. Recuerden que el virus circula porque circulamos”. 
 “Esta situación la vamos a superar todos juntos, pero insistimos desde el primer día en la responsabilidad individual, porque de cada uno depende el bienestar de los demás. Hicimos protocolos, tomamos medidas, que no dejaron a todos contentos pero intentamos responder a las demandas de la mayoría. Llevamos más de cinco meses, todos estamos ansiosos por retomar nuestra vida cotidiana, pero no es momento todavía de relajarnos”, explicó Sastre. 
 
Amplio acatamiento

Por último, agregó: “Les agradezco el acompañamiento de las medidas a la mayoría, y a quienes todavía no han podido visualizar la rapidez de contagio de este virus, les pido empatía una vez más. Es momento de que nos pongamos en el lugar del otro, que pensemos en los médicos, médicas, enfermeros y en todo el personal sanitario que son quienes están en la línea de fuego día a día en nuestro Hospital Ísola. Hagámoslo por ellos y por nuestros seres queridos, por nuestros adultos mayores, por las personas que tienen enfermedades de riesgo, por las mamás embarazadas, hagámoslo por la comunidad y por nosotros mismos”.


COMENTARIOS

Comments are closed.