COMERCIANTES AFIRMAN QUE LO RECAUDADO SERÁ PARA CUBRIR LAS PÉRDIDAS DE LA CUARENTENA

Prevén caída de ventas del 40 por ciento por el Día del Niño


El Diario | Economia | Politica | Regionales

El festejo del Día del Niño es uno de los más esperados por los comerciantes, tanto como los del Día del Padre y de la Madre. Sin embargo, este año las ventas no han tenido la performance que años anteriores, y diferentes cámaras estiman que la caída rondaría el 40% interanual.
Señalan que confluyeron varios factores, por la pandemia parte de la actividad se volcó a las ventas por Internet, además admiten que hubo aumento de precios, y las ventas siguen retraídas por la desaceleración económica.

Cambio de pautas

La llegada del Día del Niño provocó en la industria del juguete un impulso en los últimos días con ventas que se dieron en mayor medida por internet. Sin embargo, ese incremento en el plano e-commerce no se vio reflejado en las jugueterías, cuya actividad se encuentra al 40% y las ganancias serán destinadas inevitablemente para solventar los gastos que genera la cuarentena. Es decir, el sector está trabajando a menos de la mitad del ritmo de años anteriores.

Cierre de comercios

En esta ocasión, el aislamiento social, preventivo y obligatorio generó el cierre de comercios para reducir la movilidad en zonas de alta circulación, al menos en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), pero el cierre de locales también se reporta en todas las provincias.
«Estamos trabajando en un 40% y encima que venimos de un segundo semestre del año pasado muy golpeados, ahora tenemos esto», remarcó Carlos Restaino, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (ADEEJA) en diálogo con Ámbito, y aseguró que las ganancias serán para solventar los gastos que se generan en la pandemia.
Esta entidad, que nuclea a grandes como Ditoys, Marplast e Importadora Priori, mantuvo varios encuentros con autoridades del Gobierno para intentar encontrar una solución y abrir más comercios, lo que iba a producir un aumento de los pedidos en los fabricantes.
«Todavía estamos pidiendo por favor que permitan operar a los comercios este sábado y domingo para que la gente vaya a comprando y no se habilitaron. Todo fue restringido a los negocios que tienen un mostrador en la puerta y eso limita mucho», subrayó Restaino y se preguntó «¿por qué sí habilitaron comercios para el Día del Padre y no ahora, en el Día del Niño?».
«La mayor venta siempre es en Navidad y el Día del Niño. En todo el mundo es así. Ahora, si esto sigue así, muchos no van a llegar a Navidad», estimó.
Para Fabián Castillo, presidente de la Federación de Comercio e Industria (FECOBA), el miércoles por la tarde «comenzó a haber un poco más de movimiento» y las jugueterías «en los últimos días tuvieron más abastecimiento».

Caída del canal tradicional

El presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), Emmanuel Poletto, coincidió en que «esta semana se está viendo mucho movimiento, la gente está adelantando las compras; en general todas las categorías están dinámicas».
Frente a este contexto, la posibilidad de comerciar por plataformas e-commerce generó una ventana por donde observar una chance de venta.
«En los últimos diez días hubo un crecimiento de casi el 150% en las ventas comparado con lo habitual», comentó Charly, propietario de la juguetería Quinotoys y que se dedicó a comercializar sus productos exclusivamente por internet.
En las primeras semanas de cuarentena, los clientes se abocaron a la compra de juegos de mesa pero en la previa del 16 de agosto «principalmente se venden para niños de entre 6 y 24 meses y en la última semana empezaron los productos que más publicidad tienen», contó a este medio.
«Con la incorporación del Ahora 12, la venta online aumentó 400% y esto ayudó a compensar la caída del canal tradicional; había jugueterías que ya tenían estructura online y la potenciaron y algunas que no tenían experiencia y por primera vez empezaron a vender online e hicieron sus propios e-commerce», indicó Poletto.
De acuerdo con un informe de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ) en lo que va de 2020 los precios de juegos y juguetes se incrementaron un 20%, pero al compararlos con el Día del Niño de 2019, reflejan un ajuste del 40%.

Falta dinero en la calle

«En la actualidad y, en medio de esta pandemia, no hay festividad que salve la situación de los comerciantes. Ya para el Día del Padre hubo retracción y lo mismo sucede ahora. Los que pudieron hacer un poco de diferencia fueron los comercios dedicados al rubro infantil, pero tuvieron que lidiar con factores como falta de dinero en la calle y faltante de mercadería», aseguró Adolfo Brennan, titular de la FEM.
El empresario manifestó, además, que muchos comerciantes tuvieron que reinventarse en esta festividad para tener ofertas de productos, incluso, muchos tuvieron que apelar a nuevos canales para poder incrementar sus ventas. Hubo mucha comercialización por redes sociales, por plataformas digitales.


COMENTARIOS

Comments are closed.