SEGUNDA PROVINCIA EN COMENZAR PROCESO DE REESTRUCTURACIÓN TRAS LUZ VERDE A CANJE DE GUZMÁN

Neuquén reperfila su deuda por 900 millones de dólares


El Diario | Economia | Politica | Regionales

El acuerdo que logró el Gobierno nacional con los bonistas reimpulsó las negociaciones que llevan adelante las provincias para reestructurar sus deudas. En esa línea, tras el anuncio el martes del Ministerio de Economía que dirige Martín Guzmán, Entre Ríos informó casi en simultáneo que iniciaba el proceso para reperfilar u$s500 millones, mientras que ayer Neuquén hizo lo propio respecto a títulos por u$s900 millones.
También hubo novedades centrales para las deudas locales: Mendoza extendió el plazo para aceptar la oferta hasta el 28 de agosto (vencía hoy); en Chubut la legislatura le dio aval a la renegociación que encara Arcioni; y Salta pagó un cupón de u$s 16 millones para evitar el default mientras avanza en negociaciones.
Los gobernadores ahora miran el canje bonaerense, cuya oferta vence el 14 de agosto. Los u$s 7.148 millones de deuda bajo legislación extranjera de Buenos Aires es el mayor volumen de los casi u$s11.000 millones de deudas provinciales en proceso de renegociación. Las condiciones que logre acordar Axel Kicillof, podrán marcar la pauta a todos, confían en las provincias, más allá de la oferta de Nación. Pero también ponen un ojo en Mendoza, ya que el gobierno de Rodolfo Suarez partió con mejores condiciones (y antes que las demás provincias) por la situación particular del distrito en relación al peso de la deuda, y de tener éxito en el canje, también podrá marcar la cancha al resto.
Con este marco, ayer el neuquino Omar Gutiérrez anunció que comenzará el proceso para renegociar la deuda. La administración del MPN logró reestructurar deuda en pesos por $5.000 millones, y ahora buscarán hacer lo propio con los bonos en dólares. Se trata de tres títulos por un monto total de u$s900 millones. Este año vencen unos u$s30 millones.
Gutiérrez dijo que era importante que Nación concluyera su canje con éxito para que las provincias “empiecen a trabajar en su reestructuración”. También ayer, el gobernador lanzó un plan de reactivación industrial y productiva que demandará una inversión propia de $3.300 millones, con beneficios fiscales y la puesta en marcha de una serie de obras. “Será de manera articulada con Nación y con las otras provincias. Se están consensuando las negociaciones para la reprogramación de las deuda bajo jurisdicción extranjera. Buscamos un diálogo constructivo y racional”, dijo Gutiérrez. Neuquén ató el proceso a la Unidad de Apoyo de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Provincial que está bajo la órbita de Guzmán. En ese paraguas, el mismo martes Entre Ríos se había convertido en la primera provincia que tras el acuerdo nacional lanzaba su reestructuración.


COMENTARIOS

Comments are closed.