“EL ESTADO TIENE QUE ESTAR PARA ESTAS COSAS”, SOSTUVO LUQUE

Entregaron viviendas sociales a dos familias que habían perdido su casa


El Diario | Comodoro | Politica

El intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, se mostró satisfecho al poder hacer entrega de las mismas en Laprida y Manantial Rosales, construidas por el área de Hábitat de la Municipalidad, a familias que habían perdido su casa y que ahora podrán volver a vivir dignamente.
“El estado tiene que estar para estas cosas, para poner sus recursos a disposición de aquella gente que la está pasando muy mal y de esa manera entendemos nosotros la política. Por eso hoy es un día de mucha felicidad, de poder ver dos familias de la ciudad que hoy se ven beneficiadas con este trabajo que hicieron los empleados municipales, los recursos de los ciudadanos comodorenses puestos a disposición de estas soluciones”, destacó el intendente Juan Pablo Luque.
María perdió su casa en el temporal del 2017. Vivía en la calle La Habana de Laprida, uno de los barrios más afectados. En ese momento el municipio se comprometió a ayudarla y este lunes el intendente Juan Pablo Luque pudo entregarle la llave de la vivienda social construida por la dirección de Hábitat de la Municipalidad, para que pueda vivir con su hija.
“Cuando uno la escucha a María, la historia del 2017 se nos viene a todos a la memoria porque para todos los que vivimos ese momento y en particular para el barrio Laprida, fue terrible el sufrimiento que tuvo gran parte del barrio. Nos comprometimos en ese momento en que ella iba a tener su casa y para mí es muy importante poder cumplir con la palabra y que pueda vivir dignamente”, resaltó Luque.
La beneficiaria María Alanís recordó que cuando perdió su casa en el temporal, “empecé a gestionar por una casita, me mintieron que iban a hacérmela por el IPV y no me la hicieron. Un día, hablé con nuestro intendente y él habló con Carlos Vargas, entonces, le dijo que sí y empezamos a gestionar todo”.
Sobre esta jornada, afirmó sentir “mucha felicidad porque tengo mi casita y este va a ser mi hogar para el resto de mi vida. Soy muy feliz y eternamente agradecida con todos los que me ayudaron, que hicieron mi sueño realidad”.
En el caso de Gabriela Von Eylenstein, ella y su familia sufrieron el incendio de su vivienda en el barrio Manantial Rosales. Su marido falleció y quedó sola con 6 hijos, dos de ellos discapacitados.


COMENTARIOS

Comments are closed.