CAMPEÓN DE EUROPA

El Bayern Munich se quedó con “la orejona”


El Diario | Deportes

Este domingo, se disputó la Final de UEFA Champions League, el certamen de futbol continental más atractivo del mundo, con el triunfo por 1 a 0 del Bayern Munich ante el Paris Saint Germain.
En un primer tiempo parejo, con situaciones de gol para ambos equipos, el conjunto bávaro pudo ponerse en ventaja a los 14 minutos del segundo tiempo, anotador que sostuvo con la gran actuación de su arquero Neuer, que respondió ante un equipo parisino que fue quedándose sin ideas ni eficacia para concretar la igualdad. Así, el Bayern se quedó con “la orejona” de manera invicta, ganando todos los encuentros que jugó.

La Champions para el mejor, el Bayern de Munich

Por la mínima diferencia, en una definición por el título con trámite pareo desde lo futbolístico, el Bayern Munich de Alemania se quedó con la UEFA Champions League tras derrotar al Paris Saint Germain.
Coman, formado en la cantera del equipo parisino, marcó el único tanto de la jornada, para darle una nueva copa conocida como “la orejona” al conjunto alemán; mientras que al París, de los argentinos Di María, Paredes e Icardi, no les alcanzó con el buen juego que propusieron desde los pies de Mbappé y Neymar.
Desde el inicio, el París Saint Germain quería organizar su juego sacando la pelota desde atrás, mientras que el equipo alemán, apostaba a su fuerte presión, con la defensa hasta mitad de campo y buscando provocar el error rival.
La primera ocasión fue del Paris en el 18′. Mbappé conectó con Neymar, y cuando el brasileño ya se veía marcando, apareció la figura de Neuer. Cuatro minutos después respondió el Bayern. Y la ocasión de Lewandowski fue también muy clara. El palo derecho de Keylor Navas evitó su gol.
Superada la media hora de juego, del nuevo el polaco pudo marcar. Su remate de cabeza lo despejó Navas. Tras estas acciones, el primer tiempo continuó siendo un choque de poder a poder con dos equipos presionándose sin descanso y que pudo desequilibrar Mbappé. Incomprensiblemente, cuando lo tenía todo a favor, disparó sin peligro a las manos de Neuer.
El segundo acto de la final se inició con un Bayern mandón, y en la primera ocasión llegó el gol. Un centro teledirigido de Kimmich desde la derecha fue cabeceado en el segundo palo por Coman para batir a Navas en el 59′. Esta acción obligó al Paris a reaccionar y 20 minutos del final tuvo su gran oportunidad para igualar la contienda.
Neuer, de nuevo providencial, evitó con los pies el tanto de Marquinhos. Pero está acción no puso nervioso al gigante alemán, que logró dormir el encuentro y consumirlo hasta terminar levantando los brazos en señal que de volvía a tocar el cielo. Mientras, no había consuelo para el rival, el Paris, que deberá esperar a otra ocasión.
De esta forma, festejó “la máquina” del Bayern y de manera invicta, ya que ganó los 11 partidos jugados en la competición, lo cual es un récord en la Champions; ostentando además 43 tantos a su favor. En total, levantó “la orejona” en seis oportunidades.
Ahora, los alemanes buscarán una nueva copa, la que disputarán el 24 de septiembre ante el Sevilla de España, último campeón de la Europa League; en lo que será la Supercopa de la UEFA a jugarse en Budapest.


COMENTARIOS

Comments are closed.