EN LA PROVINCIA LA CONTINUIDAD PEDAGÓGICA PENDE DE UN HILO

Desde 2016 que en Chubut no hay clases de manera regular


El Diario | Educacion | Politica | Regionales

La última semana se conoció la noticia de que se unificarán el Ciclo Lectivo 2020 con el 2021, aunque todavía resta que se precisen detalles sobre cómo serán las evaluaciones, pero también se remarcó que nadie repetirá durante el año en curso. Mientras en otras latitudes se analiza la continuidad pedagógica de este período lectivo, en Chubut pende de un hilo debido a que desde 2016 no se han dictado clases de manera regular.
Ya pasaron tres ciclos lectivos completos en los que en Chubut no se cumple con la cantidad de días de clase previsto, y este sería el cuarto. Según los datos analizados, el último año en que ocurrió, fue en 2016, hace ya cuatro años.
Luego de este período, en 2017 se presentó el primer conflicto que evitó un regular desarrollo de las clases. Puntualmente, en los primeros meses de dicho período tuvo lugar la Emergencia Hídrica, lo que provocó que durante algunas semanas no se pueda asistir a las escuelas chubutenses.
Un año después, ya en 2018 y con Mariano Arcioni como gobernador, comenzaron a evidenciarse nuevos inconvenientes que continúan hasta la actualidad. En dicho período inició el pago escalonado de haberes, lo que motivó que los trabajadores de la Administración Pública inicien con medidas de fuerza.
Entre 2018 y 2019, se vivieron muchos meses en los que los trabajadores de la educación, encabezados por los docentes, estuvieron de huelga, por lo que en ambos años la actividad en los establecimientos educativos no fue la habitual y se vivieron largos períodos sin clases.
Actualmente, la situación se vio perjudicada por la pandemia de coronavirus, pero también siguen teniendo repercusiones de las medidas de fuerza de los trabajadores, que aún continúan. Al margen de las medidas vinculadas con la cuestión sanitaria, en el marco de la propagación del Covid-19, los trabajadores de la educación siguen de huelga y tampoco están desarrollando clases virtuales, debido a los reclamos por las demoras en el pago de los salarios, que aún perduran.
De esta manera, el último año en el que los estudiantes de Chubut pudieron asistir a las clases de manera habitual fue en 2016.

Continuidad pedagógica

Otro dato para analizar es que, de acuerdo a la Evaluación Nacional del Proceso de Continuidad Pedagógica, el seguimiento de la actividad educativa en Chubut estuvo por debajo de la media nacional.
El sondeo, que en Chubut tuvo a 162 escuelas de gestión pública y privada como representantes, relevó información sobre los procesos de continuidad pedagógica con el objetivo de generar estrategias y evidencias para la toma de decisiones, la planificación del retorno a clases presenciales y la reorganización de las actividades educativas.
En la provincia, menos del 50% de los equipos docentes afirmó que la participación de los alumnos fuera superior al 80%, mientras que a nivel nacional ese porcentaje fue de 8 de cada 10 equipos docentes.
El teléfono celular fue la vía de comunicación más utilizada para los intercambios entre docentes, estudiantes y familias, en todos los niveles de enseñanza, territorios y sectores sociales.
El informe de la encuesta de hogares también destaca que menos de la mitad de los hogares cuentan con acceso fijo de Internet de buena calidad en la señal: 3 de cada 10 hogares no tiene acceso fijo a internet; el 27% accede solo por celular y un 3% no tiene internet de ningún tipo. El 53% no cuenta con una computadora liberada para uso educativo.
Los indicadores no resultan favorables en materia de Educación en Chubut, y tampoco se conocen estrategias futuras.


COMENTARIOS

Comments are closed.