LOS MÉDICOS SALVARON AL BEBÉ QUE ESTABA EN SU VIENTRE

«Cuidame a las nenas»: el pedido de una mamá que murió al dar a luz con coronavirus


El Diario | Regionales | Salud

Graciela Huenchumán, de 31 años, tenía otras dos hijas y ninguna patología previa. Los médicos salvaron al bebé que estaba en su vientre. Pero, tras su muerte, le diagnosticaron COVID-19
“Cuidame a las nenas porque siento que ya no vuelvo”, le dijo Graciela a su marido Gabriel, mientras la ingresaban a una ambulancia para trasladarla de urgencia desde Los Menucos hasta Jacobacci, dos localidades de la Línea Sur de Río Negro. Ella estaba feliz e ilusionada con su embarazo. Ya sabía que su bebé era un varón, el primero después de dos hijas de 12 y 6 años que componían su familia. Pese a la angustia por la pandemia del coronavirus y la situación económica cada vez más crítica (su marido, el único sostén familiar, había perdido el trabajo), la llegada del niño era algo que la ilusionaba y la mantenía expectante ante la posibilidad de que las cosas pudieran cambiar para bien. Pero no fue así.
El domingo a la noche comenzó a sentirse mal e inmediatamente se lo dijo a Gabriel. Y con el correr de las horas, su estado empeoró. Su marido la llevó al hospital. El diagnóstico fue un cuadro de presión arterial. La medicaron, le dijeron que no era tan grave y Graciela volvió a su casa.
Pero la presión no bajó en toda la madrugada y a las 7 de la mañana Gabriel la llevó nuevamente al centro de salud porque su esposa se había descompensado. Los médicos constataron que realmente se trataba de un cuadro grave y decidieron trasladarla en ambulancia hasta Ingeniero Jacobacci, ubicada a 150 kilómetros.
Al despedirse de su marido con un hilo de voz, Graciela le dijo aquella frase desgarradora para que él se hiciera cargo de las nenas. Su estado de salud le indicaba que algo malo ocurriría. Una premonición que se cumpliría poco después cuando los médicos que la recibieron reconocieron que no podían hacer nada con aquella mujer moribunda, más que tratar de salvarle la vida al hijo que llevaba en su vientre.
Después de sufrir un paro cardíaco, le hicieron una cesárea de urgencia y el nene nació vivo y con buen estado de salud, pese a que le faltaban un par de semanas de gestación. Pero Graciela murió sin conocerlo.(fuente: lmneuquen.com9


COMENTARIOS

Comments are closed.