AHORA LA CAUSA PASA A HOMICIDIO EN OCASIÓN DE ROBO

Una gorra complica a los acusados del crimen de Alan Bopp


El Diario | Judiciales | Puerto Madryn

La gorra de Alan Bopp, el joven de 21 años que la madrugada del 11 de abril fue asesinado en el barrio Comercio IV, permitió agravar la calificación sobre Juan Colemil y Nicolás “El Ruso” Hammond, los dos detenidos.
“En el marco de la investigación del homicidio de Alan Bopp hemos tenido importantes novedades, ya que el informe pericial de distintos elementos determinó la presencia del ADN de la víctima en distintas prendas de uno de los imputados, Juan Colemil, como otros elementos secuestrados en el allanamiento a Nicolás Hammond también dieron positivos. De esta forma, se modificó la calificación legal a una más grave, que es la de homicidio en ocasión de robo”, indicó el fiscal Jorge Bugueño, a cargo del caso. Y adelantó que “en los próximos días se fijará una audiencia para notificar del cambio de calificación y también se revisará la prisión preventiva de los imputados”

El ataque

Esa madrugada, Alan Bopp y su amigo, Rodrigo Ojeda, que también fue agredido, paseaban su perro por el barrio. A los pocos metros de salir de su casa, Colemil y Hammond se acercaron y los comenzaron a increpar. Según la imputación de la Fiscalía, “Colemil extrajo un arma blanca y apuñaló en la espalda a Ojeda, mientras que Bopp fue cortado en el cuello, lo que le provocó la muerte en el lugar”.
También le robaron, ya que la gorra que usaba Alan Bopp fue hallada en el domicilio de Hammond, por lo cual los fiscales agravaron la calificación a “homicidio en ocasión de robo” y consideran que ese elemento será clave.

Mínimo 10 años de cárcel

“La gorra tiene características especiales, ya que Bopp le había sacado el escudo. Y ese escudo lo tenía en su casa. Al corroborar que le quitaron la gorra, la causa pasa a homicidio en ocasión de robo y eso agrava la pena en expectativa. El homicidio común tiene una pena que va de los 8 a los 25 años. Pero cuando es en ocasión de robo el mínimo se eleva a diez años de cárcel”, explicó Bugueño.
Además, el fiscal Bugueño indicó que las pruebas de ADN fueron positivas: la sangre de la víctima estaba en la ropa de Colemil, sindicado de ser quien provocó la puñalada fatal.


COMENTARIOS

Comments are closed.