Tinelli y el Chiqui Tapia, ángeles y demonios


El Diario | Opinion

* Por Eduardo Reina

No es extraño que los políticos quieran también su parte en el negocio del fútbol, o que quienes están en el fútbol quieran su parte en la política.

Hablar de los Illuminati no sería del todo desacertado, si dejamos de lado los componentes absurdos de las teorías conspirativas. Los verdaderos Illuminati fueron una sociedad secreta fundada en 1776, pero desde entonces el nombre pasó a designar a muchas otras organizaciones imaginarias, y, más en general, a la elite que sostiene el poder en las sombras. Es difícil hoy por hoy afrontar cualquier aspecto de la política argentina sin caer en el conspiracionismo.

Por eso vemos que algo se está moviendo en el mundo del fútbol argentino. No hace falta decir que el fútbol es mucho más que un deporte, una afición o un espectáculo. Hay muchos argentinos que lo calificarían como pasión, o hasta religión, pero el fútbol es incluso más que eso. Hoy podríamos hablar de un «poder futbolístico»: el fútbol es el sexto poder de la República Argentina.

En la última emisión de su programa, Jorge Lanata volvió a la carga contra la AFA. La última semana fue Tinelli, ahora el Chiqui Tapia. No podemos leer esto solo desde lo superficial.y separadamente . Los audios y la información que se dieron a conocer están ahí desde hace años. Que se los revele ahora nos indica que algo está ocurriendo tras bambalinas. Hay poderes en pugna detrás de estas batallas mediáticas visibles.

El poder futbolístico en Argentina ha estado por años regido por esta lógica. Era así en los tiempos de Grondona, pero don Julio siempre supo mantener el orden en sus filas. El fútbol y la AFA nunca pudieron sobreponerse a la muerte del dirigente. Desde entonces, las manejos y las conspiraciones en este mundillo son burdos y lamentables. Baste recordar el empate 38 a 38 entre Tinelli y Segura, cuando solo habían votado 75 asambleístas. Finalmente, Luis Segura tomó la palabra y mandó todo a un «cuarto intermedio». El papelón ya estaba consumado. Se buscó un candidato que siguiera la línea de la logia que se quería imponer desde la facción Illuminati y finalmente quien mejor supo leer el poder con el ascenso fue el Chiqui Tapia. Pudo consolidar su poder desde la AFA. Con el tiempo, el resto se fue acercando a él, siguiendo la lógica heredada del grondonismo de agruparse alrededor del hombre fuerte. Hoy la historia vuelve a juntar a viejos rivales, probablemente con algún guiño del gobierno, que en este momento piensa en acoplar también al poder futbolístico, no vendría mal después del desgaste de la pandemia un poco de fútbol y algo de fútbol para todos .

Por supuesto, además de mucho poder hay mucho dinero en juego. En la trastienda de las transmisiones está la influencia de Disney, que adqurió a la 21st Century Fox por una suma de 71.300 millones de dólares y es propietaria también de ESPN. La orden de Estados Unidos es que ESPN absorba a Fox Sports. Tarde o temprano, ESPN terminará absorbiendo a Fox y quedándose con todas sus productoras y señales. En Chile, Perú y Colombia, ya Fox Sports se ha ido desmantelando. En Chile, Fox Sports cerró operaciones en diciembre 2019 y sacó del aire programas franquicia Fox Sports Radio Chile, Última Palabra Chile y Central Fox Sports Chile. Todo se integró de golpe a ESPN Chile, con reducción de personal. También la app de Fox Sports salió de circulación en Chile.

No es extraño que los políticos quieran también su parte en el negocio del fútbol, o que quienes están en el fútbol quieran su parte en la política. Los dos mundos están interconectados, al punto que hay personajes con doble pertenencia, partidaria y futbolística, y grandes nombres se han movido de un mundo al otro: Macri, Víctor Santamaría, Carlos Heller en Boca; en Independiente militan Hugo y Pablo Moyano (vicepresidente) y Héctor Maldonado (secretario general), también de Camioneros, el bancario Palazzo (vocal), el aeronáutico Ricardo Cirielli (vocal), Cristian Ritondo (Independiente). Arreceygor, que lleva 17 años al frente del Satsaid, es vicepresidente San Lorenzo. En Racing Daniel García, jefe de la obra social del sindicato de los municipales del avellaneda, es vocal y presidente de la junta electoral; y también está Daniel Amoroso (sindicatos, juegos de azar, etc)

Tinelli, que es el modelo del oportunista nacional, hace rato coquetea con el poder futbolístico y con el poder político, aunque no termina de hacer pie en ninguno de los dos. Fuera de sus ambiciones presidenciales, que el conductor nunca terminó de confirmar, hace tiempo que sin dudas Tinelli ambiciona poder más allá de su dinero.

Algunas de sus declaraciones así lo dan a entender: «Sigo afirmando que no descarto dedicarme a la política en algún momento de mi vida. Los argentinos nos merecemos una respuesta política a las circunstancias que atravesamos. La gente está cansada de la grieta. Y aunque parezca inalcanzable, queremos ver y sentir la unidad del país que trascienda nombres y gobiernos. Uno de los grandes problemas de los argentinos es que tenemos cuatro años de un gobernante, cuatro de otros, y siempre el que sigue hace todo al revés de lo que hizo el anterior. Es la historia que nos ha tocado».

Hasta hoy es uno de quienes siguen fogoneando la grieta. Siempre utilizando su popularidad para sacarle provecho a los negocios. Así lo ha hecho con Cristóbal Lopez , Electroingenieria, con el polideportivo de Bolívar que financió el gobierno. Nunca levantó la voz con los que hacía negocios. Hoy, con el affaire Chiqui Tapia, ¿no sería prudente que el fútbol argentino, incluido Tinelli, pidiera explicaciones? ¿Nadie tiene nada para decir sobre los viajes del Chiqui Tapia? Marcelo, teléfono, este es tu momento.

«No me molesta que me hayas mentido, me molesta que a partir de ahora no pueda creerte» (Friedrich Nietzsche)

* Consultor especializado en Comunicación Institucional y Política, Asuntos Públicos y Gubernamentales, Manejo de crisis y Relaciones con los Medios. Magister en Comunicación y Marketing Político en la Universidad del Salvador (USAL). Postgraduate Business and Management por la Universidad de California Ext. Berkeley, EEUU. Es docente universitario en UCA y USAL.

COMENTARIOS

Comments are closed.