PROVOCADO POR EL CALENTAMIENTO GLOBAL

Por si faltaba algo en 2020, “baby boom” de arañas


El Diario |

El calentamiento global provoca alteraciones ambientales que en ciertas partes del mundo están permitiendo que algunos animales proliferen mucho más de lo que podrían bajo las condiciones normales que históricamente imperaron en esas zonas.
Como en el caso de las arañas del Ártico, que están en la cima de la cadena alimentaria de los invertebrados y son numerosas en la tundra del Ártico.
Típicamente tardan varios años en volverse adultas, y afrontan obstáculos, tradicionalmente considerados inamovibles, que limitan su descendencia. Pero los cambios que experimenta el Ártico en años recientes están cambiando todo eso a una velocidad vertiginosa.

Otros tiempos

El cambio climático global es más acusado en el Ártico que en cualquier otro lugar de la Tierra. La temperatura media está aumentando de modo notable y esto afecta mucho a los ecosistemas.
La comunidad científica ya avisó previamente que las plantas florecen cada vez más temprano en el ciclo estacional. También hay señales de que las especies emigran más al norte y hacia las montañas.
El equipo de Toke T. Høye del Centro de Investigación Ártica de la Universidad de Aarhus en Dinamarca ha demostrado ahora que también se están produciendo cambios en la reproducción de los invertebrados.
Durante casi 20 años, los científicos de la Estación de Investigación de Zackenberg en el nordeste de Groenlandia han capturado arañas lobo árticas como parte de su programa de vigilancia del ecosistema de Groenlandia.
Las arañas lobo llevan sus huevos en lo que se conoce como un “saco de huevos”. Los investigadores cuentan la cantidad de huevos en cada saco de huevos de cada araña y comparan esta información con el momento de la temporada en que el animal fue capturado. Al observar la distribución del número de huevos en los sacos de huevos a lo largo de la temporada, se ha hecho evidente que en algunos veranos las arañas han producido dos sacos de huevos, un fenómeno que se conoce en latitudes más cálidas, pero que no se había observado nunca antes en el Ártico.
Los investigadores ven el cambio de conducta de las arañas como una demostración de su habilidad para adaptarse a las nuevas condiciones impuestas por el cambio climático.
Las redes alimentarias en algunas zonas del Ártico probablemente sufran alteraciones notables en el futuro si, tal como parece que ocurrirá, la población de arañas crece notablemente en pocos años. (Fuente: NCYT Amazings)


COMENTARIOS

Comments are closed.