“QUIENES GOBIERNAN HOY HAN LLEVADO A LA PROVINCIA A UNA SITUACIÓN MUY DIFÍCIL”, SOSTUVO

Ongarato pidió celeridad a las autoridades provinciales ante la crisis


El Diario | Politica | Regionales

En un análisis sobre la situación provincial actual, el intendente de Esquel, Sergio Ongarato, reconoció el impacto local de las decisiones del Gobierno de Chubut, entre ellas la del pago escalonado de salarios, factor que ha repercutido de manera certera en el sector comercial.
Asimismo, en diálogo con El Diario manifestó que “un juicio político no soluciona las cosas” y llamó “a quienes hoy están gobernando, ya sean de la ‘versión A’ o de la ‘versión B’ del peronismo, a que se pongan de acuerdo porque les cabe la responsabilidad de encontrar una solución”.

La crisis y sus orígenes

En este sentido, Ongarato planteó que la misma “se origina por errores cometidos, malas decisiones o políticas erradas de hace muchos años; quienes están gobernando hoy, ya sean la ‘versión A’ del peronismo o la ‘versión B’, lo que han hecho es llevar a la provincia a un camino donde hoy es muy difícil ver la salida”.
A ello, sumó que “les quedan estos próximos tres años y medio en los que tendrán la responsabilidad de corregir el rumbo y manejarlo correctamente”.

“Somos una provincia rica”

Por otro lado, el intendente apuntó que “Chubut es una provincia rica, con riquezas en petróleo, gas, pesca, bosques, turismo y un montón de otras cosas, con una población realmente pequeña que no debiera estar realmente pasando la situación que atraviesa hoy día, si hubiera sido bien administrada” y remarcó que “si uno mira la riqueza y la población provincial, bien administrado esto tiene que poder arreglarse; es responsabilidad de los que están”.

“Hay que pensar en la provincia entera”

En el plano político, “creo que si uno tiene un problema económico en el Estado y además se le suma un problema político, ahí sí la situación realmente es compleja; lo más importante es la responsabilidad de quienes gobiernan y de quienes son opositores dentro del mismo partido, que son los que tienen votos en la Legislatura para torcer o cambiar algo”, puntualizó Ongarato, añadiendo que “tienen que cambiar algo pensando en la provincia entera, en el conjunto de los chubutenses, y no en cuestiones internas partidarias; uno no sabe bien por qué, pero gente que estaba en un sector, que era oficialismo en su momento, pasó a ser oposición, después volvió a ser oficialista, y ahí es donde vienen los problemas políticos que no dejan que se pueda trabajar seriamente en una solución al problema económico”.

“No se arregla con un juicio político”

Consultado sobre su opinión sobre el pedido de juicio político al gobernador Mariano Arcioni, el cual fue ingresado por estos días en la Legislatura, el jefe comunal de Esquel reflexionó: “Creo que esto puede llegar a complicar aún más las cosas. Fundamentalmente, a nivel partidario, quienes son parte de alguna de las dos versiones del partido gobernante tienen que ponerse de acuerdo y realmente dejar las cuestiones personales y las broncas del pasado. Tienen que ponerse a idear la solución para la provincia. No se arregla, creo yo, con un juicio político. Hace un año la gente votó a las actuales autoridades y ellos tienen la responsabilidad de sacar todo adelante. Les cabe la responsabilidad de traer una solución, y si estamos discutiendo si un gobernador se va para que venga otro a sucederlo, o bien se interviene la provincia, en realidad dilatamos el tiempo de lo que tiene que ser la solución a nuestros problemas”, expresó.
Impacto en la obra pública

Sobre la repercusión del escenario económico y financiero de Chubut en la localidad de Esquel, Ongarato reconoció que “fue un golpe muy grande”.
A ello, sumó que “en marzo de 2018, cuando la provincia decidió paralizar todas las obras públicas provinciales, tuvimos unas 300 personas de la construcción desocupadas en un momento en que realmente debieran estar ocupadas, generando problemas sociales importantes, problemas económicos; gente que siempre sabía ganarse la vida trabajando en obras, especialmente en empresas que realizaban obra público, tuvo que ser asistida de alguna manera por el Estado”.

Salario escalonado y caída en el consumo

Esto último “ha complicado todo”, admitió el jefe municipal, agregando que “detrás de ello están los problemas económicos por el atraso en los sueldos de los estatales, la incertidumbre del empleado provincial; los salarios del Estado Provincial en la economía nuestra giran mucho, y ante la incertidumbre del empleado de no saber cuánto, o fundamentalmente cuándo va a cobrar, retrae el consumo al mínimo”.
“Consecuentemente”, señaló, “los comercios dejaron de vender, cayó la actividad y hubo problemas de recaudación en la Municipalidad, algo que lo sentimos desde abril de 2018”.


COMENTARIOS

Comments are closed.