UN ESTUDIO GENÓMICO DERRIBA UNO DE LOS MITOS MÁS ARRAIGADOS EN LA IDENTIDAD DE NUESTRO PAÍS

No, los argentinos no somos “descendientes directos” de europeos


El Diario | Ciencia

El Consorcio Poblar es un biobanco de referencia nacional cuyo fin es estudiar el patrimonio genético de la población, en este caso argentina, como factor fundamental para la denominada “medicina de precisión”.
El investigador francés radicado en la provincia de Córdoba, Pierre Luisi, es uno de los referentes de dicho estudio junto al científico Hernán Dopazo, y en diálogo con El Diario, explicó el alcance del relevamiento. También, dio cuenta de las cuatro ancestrías “bien diferenciadas” de grupos nativos americanos que existen en nuestro país, derribando el mito de la descendencia “exclusiva” de los europeos, una construcción histórica que se ha mantenido hasta el día de hoy.

Diario: – ¿Cómo se arribó a la premisa de que los argentinos son somos descendientes “tan directos” de los europeos?
Pierre Luisi: Actualmente hemos estudiado a unas 87 personas de Argentina, datos que comparamos con otros que ya existían y que habían sido publicados en 2015. Luego, estudiamos a otros individuos de Lima, de Medellín en Colombia, Santiago de Chile, poblaciones europeas, africanas y argentinas de América del Sur, entre otras. Lo que estamos determinando es que el génoma de un argentino promedio es un ‘mosaico’ de diferentes ancestrías. Uno de los puntos que resaltamos es que hubo mucha inmigración de la ancestría no europea en Argentina, y con la construcción de un Estado-Nación formado por inmigrantes europeos, se invisibilizaron las otras ancestrías.

D: – Desde el aspecto antropológico, ¿puede entenderse como una construcción histórica el estereotipo de ‘argentino-europeo’? ¿Dicha construcción puede haberse dado por falta de datos similares a los hallados en este estudio, o bien podrían haber influido motivaciones políticas?
PL: En mi opinión se trata de algo histórico, porque lo relativo a los datos genéticos se viene pensando desde hace tiempo, con otro tipo de marcadores. Pero los antropólogos llevan mucho tiempo diciendo que hay un componente nativo americano muy presente, sobre todo en el linaje materno, y también bastante africano. No creo que la construcción haya sido por falta de estudio, sino que, cuando se construyó el Estado-Nación, se pensó a este último como uno de inmigrantes europeos, algo que quedó muy arraigado. Y es muy difícil cambiar esta construcción de identidad histórica.

D: – En relación a uno de los objetivos del estudio, que es la “medicina de precisión”, ¿cómo se trasladarían los resultados a la práctica de la misma?
PL: Precisamente, no habrá una aplicación directa. Pero es la primera piedra para edificar la medicina de precisión en el país. La misma apunta a proveer tratamiento a los individuos y también permite anticipar factores genéticos de riesgo. Por ejemplo, si (basado en el estudio del génoma) una persona puede desarrollar un tipo de diabetes determinado, la misma tendrá mucho más cuidado sobre los alimentos que ingiera. Es algo preventivo, pero también volcado al tratamiento ya que la medicina de precisión apunta a adaptar los medicamentos y fármacos que se le van a administrar a la persona.

D: – En definitiva, conocer la ancestría puede llegar a salvar vidas.
PL: Es importante conocerla, ya que la susceptibilidad a las enfermedades y la respuesta a fármacos depende del contexto genómico, es decir, de la información genética que una persona tiene en su secuencia de ADN. Y estas variantes, en un individuo u otro pueden tener diferentes consecuencias clínicas según la ancestría; es decir, en qué contexto genómico está dicha variante. Entonces, la medicina de precisión está apuntando ahora a todas estas conexiones de ancestría, que puede ser africana, europea, etcétera. Y para llegar a hacer eso, necesitamos catálogos de las variaciones de referencia: ahí es donde actuamos de momento, comenzando a construir dicho catálogo que actualmente no existe. De este modo, hemos divulgado catálogos de variaciones de otras poblaciones, pero en Argentina, de acuerdo a su especificidad demográfica, tiene una información genética muy particular y hay que estudiarla y referenciarla.


COMENTARIOS

Comments are closed.