NADIA GARAY DENUNCIÓ POR MALTRATO Y VIOLENCIA POLÍTICA A FEDERICO GARITANO

Madryn: Feroz interna en el bloque de concejales del Frente Patriótico


El Diario | Politica | Puerto Madryn

La edil del Frente Patriótico, Nadia Garay, radicó una denuncia en la Comisaría de la Mujer contra su par del PJ, Federico Garitano, luego de una discusión que, según indicó, habría escalado de manera violenta en las instalaciones del Concejo Deliberante.
El hecho tuvo lugar luego de que el espacio político variopinto de extracción peronista, mostrara sus primeras “luces rojas” esta semana, tras un episodio que generó diferencias y especulaciones por el destino de la banca de Garay, quien había solicitado licencia por maternidad y luego elevó una segunda nota al Concejo Deliberante para desestimar el pedido.
La situación había generado expectativas dentro de los distintos espacios del frente partidario, ya que el siguiente lugar en la lista correspondía a un hombre, pero por la normativa de paridad de género en cargos públicos debía ser otorgado a otra mujer, perteneciente a un ala política cercana a Garitano; ello generó fricciones y, días después de solicitar la licencia, en una segunda nota Garay pidió desestimar su pedido, aduciendo que continuaría con su labor legislativa.

Culebrón político

Garay radicó finalmente la denuncia en la Comisaría de la Mujer y advirtió que su par del Concejo “ejerce violencia política” y relató que “el suceso que se dio en el Concejo Deliberante fue estando en mi oficina, alrededor de las 9:30, cuando Federico se acercó sin previo aviso y sin golpear la puerta; empezó a gritar solicitando que le diera explicaciones respecto de por qué yo no me tomo licencia por maternidad”, advirtiendo que “él no tiene ningún derecho de exigir, es un derecho, no una obligación: yo desisto de mi licencia por maternidad, lo cual hice a través de una nota”.

Como Sinatra

Por otro lado, la damnificada sostuvo: “Creo que él quiere que ocupe la banca alguien que lo representa, utilizando esto a su favor. Fue una falta de respeto total, me amenazó diciendo que él ‘es el presidente del Partido Justicialista de Puerto Madryn’, que las cosas ‘no iban a quedar así’ y que las iba a resolver ‘a su manera’; no interpreto cuál es ‘la manera’, pero sí me pareció una amenaza”, apuntó la concejala.

“No puede hacer uso de mi condición”

Seguidamente, “le pedimos que dejara de gritarme y que se fuera, no le importó, siguió y de hecho me faltó el respeto insultándome, están las compañeras de testigo; no pensé que íbamos a llegar a esto, es un embarazo, es mi decisión y no puede ser que un funcionario haga uso de mi condición en beneficio propio”, planteó Garay, criticando que “le queda grande el puesto de concejal”.

Conflicto de medianeras

Concretamente, quien seguía a Garay para incorporarse era el entonces candidato a concejal que se ubicaba en el sexto lugar de la lista, José Adrián Bonavena. Sin embargo, la jurisprudencia actual indica que la edil debía ser reemplazada por otra mujer, atentos a la normativa de paridad de género, por lo que la vacante debía ser cubierta por quien ocupaba el séptimo lugar en la boleta otrora encabezada por Leslie Roberts y Alejandra Tolosa, es decir, Magdalena Elizabeth Choque, perteneciente al espacio del Frente para la Victoria y no a Unidos y Organizados; en caso de ingresar, se ubicaría, en términos políticos, “en la vereda” de Federico Garitano, edil del “elicechismo” y de buen diálogo con el oficialismo, sumando una edil más al “bloque PJ”.

La licencia “no es una obligación”

Tras varias especulaciones, diálogos entre referentes de los espacios y una eventual decisión del Tribunal Electoral Municipal (TEM) que se inclinaría hacia el cumplimiento de la normativa, es decir, de garantizar la equidad de género en los cargos, finalmente Garay, que había solicitado la licencia el pasado jueves, elevó este martes una segunda nota a la Presidencia del Concejo Deliberante y al TEM para retirar el pedido. Fue la propia Garay quien, en diálogo con la prensa, justificó antes del altercado con Garitano su decisión, argumentando que “es un derecho y no una obligación”, agregando que “nosotros podemos optar en tomarnos la licencia o no”, ya que “dentro del Reglamento Interno si está la licencia y que equivale a 180 días y a la cual yo desisto para continuar con la tarea legislativa”.
A ello, sumó que el embarazo “no me complicaría en absoluto poder desarrollar la función que me otorgó el pueblo”.

Colisión interna

Choque, por su parte, había anticipado el 29 de junio -cinco días después de presentado el pedido de licencia y 24 horas antes de que este fuera desestimado, su intención de ocupar la banca: “Hoy hice la presentación ante el Tribunal Electoral para cubrir la vacante transitoria que la compañera Nadia Garay dejará para tomar su licencia por maternidad, y que por la legislación electoral vigente me corresponde ocupar”, apuntó a través de las redes sociales.

Los devoran los de afuera

A pesar de que no se habló en términos concretos de “presiones”, tampoco hubo una comunicación oficial por parte del Frente Patriótico o Unidos y Organizados y de ninguno de sus referentes. La única edil que hizo público su posicionamiento fue Andrea Moyano, del bloque oficialista, quien calificó la decisión como “una falta de respeto”.
En esta línea, la concejala expresó que “en lo personal, respeto la decisión de Nadia Garay pero lamento mucho que la haya tomado, porque fue una lucha y una conquista para las mujeres, especialmente las del Concejo Deliberante, ya que en el Municipio se extendió el período de licencia pero en el Concejo se logró tener la licencia por maternidad porque no existía antes”. En el mismo sentido, Moyano sostuvo que “me parece una falta de respeto para las mujeres no hacer uso de un beneficio que tanto costó obtener, es una falta de respeto para las mujeres que no pueden tener este beneficio tan importante y que ella que sí lo tiene, lo desestime”.


COMENTARIOS

Comments are closed.