"EL PROYECTO DE LEY DE EMERGENCIA TURÍSTICA SE CONSTRUYÓ COLECTIVAMENTE”, DIJO MENNA

Estiman que el sector turístico se recuperará recién en dos o tres años


El Diario | Economia | Politica | Regionales | Turismo y Sociedad

El diputado nacional de Chubut Gustavo Menna (UCR-Juntos por el Cambio) participó este jueves de un encuentro a través de Zoom para coordinar criterios con prestadores de servicios vinculados al turismo de toda la región patagónica sobre los pasos a seguir para lograr la sanción de la Ley de Emergencia cuyo autor es el propio Menna, junto al presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara Baja, Alfredo Cornejo, que también participó de la reunión.
El encuentro se dio en el marco de la propuesta de «Zoom Patagónico» que ha llevado adelante Menna junto a sus pares Lorena Matzen (Río Negro) y Roxana Reyes (Santa Cruz) para abordar cuestiones vinculadas a problemáticas de la región, sobre todo en el contexto de pandemia por el COVID-19.
En este caso, se realizó un día después de que representantes de cámaras de turismo, trabajadores del sector y el colectivo de los autoconvocados se manifestaran en todo el país para pedir por la sanción de la Ley de Emergencia.
La propuesta elaborada por Menna y Cornejo tuvo dictamen de minoría en una reciente reunión de la Comisión de Turismo en la que el oficialismo del Frente de Todos optó por darle dictamen de mayoría a una iniciativa del diputado nacional Ramiro Fernández Patri sobre la que, este jueves, los prestadores coincidieron en calificarla de insuficiente e inadecuada para la grave crisis por la que atraviesa el sector, que emplea a 650.000 personas en todo el país y que ha sido uno de los más afectados por las medidas de prevención de la pandemia.

Construcción colectiva

En este contexto, Menna abogó por llevar adelante gestiones para lograr que el proyecto tenga dictamen en las comisiones de Defensa del Consumidor y de Presupuesto y Hacienda que en los próximos días tienen previsto tratarlo.
Durante el Zoom de este jueves, Menna puso en valor que el proyecto de Ley de Emergencia «se construyó colectivamente con conversaciones y decenas de reuniones con distintas entidades y cámaras y, sobre todo, con los autoconvocados, un fenómeno muy importante que recorre el país».
De la reunión participaron, entre otros, los prestadores y empresarios Rubén Martínez (El Calafate), Ana Casale (Bariloche), Paola Priotti (Tierra del Fuego), Lucila Roth (Autoconvocados, de Puerto Madryn); Víctor Correia, del Hotel Lucania de Comodoro; Gisel Iaccarino, de la Cámara de Comercio de Viedma; y el reconocido empresario madrynense Willie Paats.
«El sector tiene que afrontar una gran cantidad de costos fijos y hoy no puede facturar absolutamente nada», dijo Menna, quien reconoció que «sería necio negar que hay una situación muy grave por la pandemia, y difícil de afrontar para cualquier Gobierno».

Medidas de fondo

Resumió el legislador que su propuesta «encara medidas a nivel tributario, bancario, laboral; y se declara la Emergencia porque es la base constitucional para exceptuar normas generales como los impuestos».
Recordó que el 19 de marzo comenzó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, e indicó que, con esa referencia temporal, el proyecto «va hasta un año después de que se levanten las medidas restrictivas», ya que «tuvimos en cuenta lo que nos dijeron desde el sector: que va a tardar en recuperarse entre dos y tres años para volver a los niveles previos a esta situación».
Entre las medidas contenidas en la Emergencia resumió que incluye la eximición del anticipo de Ganancias 2020; el diferimiento, por un año, de vencimientos, como los saldos mensuales del IVA; la exención del impuesto al cheque; la suspensión de medidas cautelares; la invitación a provincias y municipios para que dispongan medidas similares en impuestos locales, entre otras
Además, en materia laboral, Menna hizo referencia a que la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) «estima que podría cerrar el 70% de los establecimientos», por lo cual la propuesta establece un aporte estatal para sostener el empleo «mientras dure el régimen de Emergencia».
También prevé la implementación de créditos a tasa cero, facilidades para la compra de equipamiento necesario para aplicar los protocolos de prevención, así como la precancelación de asistencias otorgadas antes de la pandemia.

Incluye a todos

En este sentido Menna enfatizó en que el proyecto de Emergencia incluye «a personas humanas y perdonas jurídicas de cualquier dimensión». Y afirmó que «no es una ley de promoción, sino de terapia intensiva. No podemos dejar al margen a nadie, desde una empresa que tiene 5 empleados hasta la que tiene muchos más».
Y además se basa en la «característica es la autosustentabilidad: es decir, elimina la discrecionalidad o arbitrariedad para otorgar los beneficios».
El legislador chubutense dijo, en este sentido, «que el dictamen de mayoría del oficialismo niega la Emergencia», y agregó que «la moratoria es para alguien que tiene deuda hacia atrás, pero no soluciona el pago de impuesto hacia adelante, luego de trabajar a media máquina o menos, durante todo este tiempo».
«Por más que el consumo se active, no va a haber posibilidades de viajar o de hacer turismo en lo inmediato», por lo que «se está hablando un idioma distinto» con el proyecto del oficialismo, agregó.
En este marco, acerca del trámite legislativo dijo que «muchas veces un dictamen de minoría se puede convertir en ley, y uno de mayoría puede ser rechazado», por lo que planteó la necesidad de abogar por su aprobación en las Comisiones.
«El martes se va a volver a tratar en Comisión el proyecto después de todas las movilizaciones que se hicieron en todo el país, con lo cual creemos que el Gobierno debería empezar a comprender que tiene que revisar su postura», dijo.
«El turismo es el cuarto complejo exportador del país y emplea a 650.000 personas en la Argentina. Hay que hacer un trabajo serio y despartidizado. No es cuestión de partidos políticos, sino de sentido común», finalizó.

Seguridad jurídica

Por su parte, Cornejo, como coautor y presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara Baja, enfatizó que el proyecto de Juntos por el Cambio le da seguridad jurídica a empresas, empleados y demás prestadores, por lo que, indicó, «el despacho de minoría es el que necesita el sector».
«En las manifestaciones de ayer (miércoles) se vio la diferencia entre un proyecto y otro. Uno (por el de Fernández Patri) es una venta de humo para una etapa que no viene, y la verdad es que no se avizora que venga poco», dijo.
El de Emergencia, contrapuso, «son beneficios fiscales concretos para que las empresas no cierren, y da un sendero de tiempo completo para preparar a las empresas para la etapa de normalidad».


COMENTARIOS

Comments are closed.