EN CHUBUT, EL STIA DECRETÓ UNA HUELGA Y TRABAJO ORDENÓ SUSPENDER LA MEDIDA

El SOMU ratificó el paro a pesar de la conciliación obligatoria


El Diario | Politica | Regionales

El Ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, dictó este lunes la conciliación obligatoria en el conflicto que mantienen las cámaras empresariales con barcos congeladores tangoneros y el sindicato de los marineros.
La medida se adoptó luego que el viernes se profundizara el conflicto con el bloqueo al transporte de langostino que iba destinado a las plantas de procesamiento, lo que provocó la paralización de la industria pesquera en Chubut y Santa Cruz.
Moroni había convocado a una audiencia de partes para mañana miércoles, pero ante la premura del caso, se adelantó para esta tarde. Llamativamente, el SOMU después de realizar asambleas en los piquetes anunció que no levanta la huelga y solo levantan los piquetes en forma temporal.
“Esta organización gremial decidió levantar las protestas, pero continuar con la medida de fuerza hasta la reunión del día de mañana, la cual una vez finalizada, analizaremos las medidas a seguir”, confirmó el secretario General del SOMU, Raúl Durdos, a El Diario ratificando que el paro sigue a pesar de la conciliación obligatoria, por lo que continuará impidiendo la salida de buques a pescar.
La tregua planteada por la cartera laboral nacional podría quedar en abstracto si el SOMU no se allana a dar cumplimiento con la conciliación obligatoria, que en su parte resolutiva “intima” al sindicato y a las empresas a retrotraer las medidas, bajo apercibimiento de sanciones administrativas y pecuniarias.
En la práctica, los piquetes se levantaron, pero solo hasta hoy a las 16 horas cuando volverán a realizar asambleas en las rutas a la espera de los resultados de la audiencia virtual que mantendrán el Gobierno nacional con las tres cámaras pesqueras: CAPIP, CAPECA y CEPA, empresas independientes, y el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos.
Lo cierto es que ninguna de las partes cree a ciencia cierta que pueda haber hoy un desenlace al conflicto, sino más bien todo lo contrario; el SOMU va a la audiencia sin acatar el levantamiento del paro y con la decisión de que no hay nada que negociar de los Convenios Colectivos de Trabajo, y por otro lado, las empresas ratifican que en estas condiciones sin revisar los sueldos dolarizados no sacarán los barcos congeladores a pescar y anticipan que “la temporada está perdida”.
Si faltaba algo, este lunes el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación de Chubut decretó un paro total en las plantas de procesamiento a partir de este martes.
El STIA dice que el convenio salarial está vencido y reclama un aumento salarial del orden del 50 por ciento, aduciendo que la inflación de los últimos doce meses provocó pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores.
Con todo, la delegación regional de la Secretaría de Trabajo de Chubut dictó también la conciliación obligatoria en este conflicto y le ordenó al STIA a dejar sin efecto el paro, abriendo una vía de negociación por 15 días, fijando para este viernes la primera audiencia. Ahora restará saber si el sindicato acata la medida de la cartera laboral o si persiste con llevar a cabo la huelga en todas las plantas de procesamiento de pescado de la provincia.


COMENTARIOS

Comments are closed.