DURANTE LA ÚLTIMA SESIÓN ORDINARIA

Cruces entre concejales que revela conflictos internos


El Diario | Politica | Puerto Madryn

Sobre las 11 de la mañana del jueves tuvo lugar una nueva Sesión Ordinaria del Concejo Deliberante de Madryn, la sexta del año, la cual estuvo atravesada por los acontecimientos ocurridos el día anterior y que tuvieron como protagonistas a los ediles Federico Garitano y Nadia Garay.
También, se habló de la discriminación y estigmatización hacia pacientes con Covid-19, algo que quedó plasmado en un proyecto de Ordenanza, y se presentó el Concejo Municipal de Mujeres, Género y Diversidad.
El encuentro legislativo estuvo atravesado por un análisis respecto de los derechos de las mujeres, la violencia de género, la violencia política y hubo duros cruces entre el bloque oficialista y Unidos y Organizados, nucleado dentro del Frente Patriótico.

“Fue una operación”

Garitano pidió “disculpas a Natalia y Sandra si en algún momento sintieron que las palabras que utilicé no eran adecuadas, nada está más lejos de mi intención que herirlas, no es mi forma; ayer (por el miércoles) fue un día muy triste, uno observó cómo se empezó a desarrollar la mañana, empezó a ver a algunos actores y por la tarde cómo se pergenió una operación de prensa política desde el espacio de Unidos y Organizados a contra mi persona”. Además, el edil se quebró al decir que “tengo una mamá muy grande que hace 100 días que no veo y que se puso muy mal tras las acusaciones” y sostuvo que “ver a personajes nefastos como Leslie Roberts acá armando esta operación, después de destruir a la Cooperativa, es muy triste; por supuesto, hice la presentación como corresponde” y se solidarizó con Garay.

La situación del sistema público de salud

Seguidamente, la concejala María Eugenia Domínguez también se solidarizó con Garay y luego mencionó que “el día miércoles estuvimos con el diputado provincial Sebastián López, acompañando al personal de la Salud que se manifestó en las afueras del Hospital” y calificó como “muy grave lo que están viviendo los trabajadores de la Salud, más en esta situación de pandemia; ellos están parados en la primera línea de riesgo y es importante que cuenten con todo lo que necesitan”.

La licencia “es de cumplimiento obligatorio”

Andrea Moyano recordó la aprobación, vía Resolución del Concejo Deliberante, la licencia por maternidad, la cual “es de cumplimiento obligatorio” y criticó la decisión de Garay, advirtiendo que “desde su espacio se pide que se cumpla el reglamento”.
También, planteó que “aplaudo su decisión de venir a trabajar y demás, pero mi recomendación es que se cumpla, en consonancia y siendo un reglamento de la OMS, Unicef, convenciones internacionales que defienden los derechos de niños, niñas y adolescentes y siendo una conquista del movimiento obrero argentino; y la compañera, viniendo de un sindicato y reivindicando esos derechos, renuncie al mismo; es contradictorio lo que está haciendo”.

“Si quiere opinar, que venga a mi oficina”

Inmediatamente, Garay le respondió a Moyano agradeciendo “su preocupación y el hecho de ser tan ética”, aunque advirtió que “ella, sabiendo que venimos de sindicatos y representando a trabajadores, también sabe que somos funcionarios que no están encuadrados en ningún convenio colectivo de trabajo, por lo que agradeczco su preocupación pero me hubiera gustado que se reservara su opinión sobre mi vida; si hubiera querido aconsejarme, habría venido a mi oficina”.

“Vergüenza y bronca”

A su turno, Duarte reflexionó que “siento vergüenza y bronca por lo que pasa en esta casa legislativa que ocupo hace varios años; hemos atravesado varias situaciones con compañeros y compañeras, y lo del miércoles fue un acto repudiable, de esa violencia sobre la cual tantos proyectos de Comunicación hemos hecho repudiándola” y analizó “la violencia política, un tema muy trabajado en este Concejo; todos teníamos la esperanza de que esta conformación del Concejo iba a ser diferente, y no creí que íbamos a llegar a poner en discusión algo como lo que se está debatiendo hoy; me da mucha vergüenza lo que pasa en este lugar, que debería ser un ejemplo democrático; no sirve de nada escudarnos con nuestra familia y amigos, somos lo que hacemos y nos tenemos que hacer cargo”, en una clara referencia a la alocución de Garitano.

Paridad de género

“Cuando una mujer está embarazada, pueda hacer todo lo que quiera hacer, y cuando el niño nace, tiene un padre con el 50% de la responsabilidad compartida”, argumentó Alejandra Concina, quien ligó el fundamento con la paridad de género.
“Tenemos el enorme orgullo de llevar a nuestros hijos en nuestros vientres, y eso es una calidad que tenemos las mujeres; pero, en nombre de esto último, no significa que tengamos que cercenar nuestro derecho a trabajar o desarrollarnos personalmente, y a tomar las decisiones que correspondan en el momento que correspondan”.
“No vamos a permitir que ningún machirulo venga a decirnos lo que tenemos que votar o no”, culminó.

Duro embate

Desde el bloque oficialista, Eugenia Alianiello sostuvo, parafraseando a Duarte, “somos lo que hacemos acá adentro y también afuera; hemos recibido muchas faltas de respeto de Unidos y Organizados hacia nosotras como mujeres, y esto nos debe llamar a la reflexión” y agregó que “lo que sucedió no tiene que volver a pasar, pero como compañeros debemos ser maduros adentro y afuera del Concejo; recuerdo la oportunidad en la que una mujer falleció en un incendio y los de UyO culpando la ‘falta de infraestructura’, pero sin decir nada desde la Cooperativa cuando un bebé murió electrocutado”.
“Es muy fácil salir a llenarse la boca y hablar una hora en la Hora de Preferencia, pero lo que se dice acá hay que decirlo y hacerlo también en la calle; en nuestro espacio, a diferencia del de Concina, cuando tenemos que opinar individualmente tenemos la libertad de hacerlo”, manifestó.


COMENTARIOS

Comments are closed.