EL CUARTO IMPLICADO EN EL HOMICIDIO DIJO QUE IBA A DECLARAR Y SE ARREPINTIÓ

Crimen de Rubilar: “Lo puse al Papi”, la frase que compromete a Hadzaman


El Diario | Judiciales | Puerto Madryn

El cuarto implicado en el homicidio de Elvio Rubilar quedó detenido. Dijo que iba a declarar pero a último momento se arrepintió. “Tiene aristas que exceden un homicidio común”, dijo la jueza Asaro.
Pablo Bell, de 34 años, está sindicado de ser uno de los “encubridores” del homicidio de Elvio Rubilar, cometido la madrugada del pasado 1 de julio en el barrio Covimar I y por la cual hay tres detenidos más: Orlando “Chaco” Hadzaman y Rocío Oroño, imputados de ser coautores del homicidio, y Emmanuel “Emma” Navarro, también como encubridor, ya que se le secuestro un arma de igual calibre con la que mataron a Rubilar.
La jueza Patricia Asaro dispuso que Bell quede detenido en prisión preventiva por seis meses, mientras avanza la investigación. El fiscal Alex Williams lo imputó de “encubrimiento agravado” del incendio de la vivienda de Rubilar, cometido “para borrar evidencia”, según sostuvo en la audiencia que se hizo el domingo a la tarde.
El fiscal reveló que el encubrimiento “es grave no solo por la figura que se intentó encubrir, que es un homicidio, sino que también se realizó a través de otra figura penal, que es la de incendio. Generaron un grave peligro común”.
“De esta manera el encubrimiento se desdobla sobre las personas de Emmanuel Navarro y de Pablo Bell, ya que el primero habría estado en horas de la madrugada después de cometido el homicidio junto a Hadzaman y al momento de su detención tenía un arma calibre 32 coincidente con el que el dio muerte a Rubilar. Por su parte, sobre Pablo Bell al incendio provocado para borrar las huellas”, explicó Williams.

El caso

Rubilar fue asesinado a las 3 de la madrugada en su casa de calle Formosa al 600. Esa noche se reunió con su pareja, Orlando Hadzaman y Rocio Oroño. En el domicilio estaba su hija, que se retiró junto con la pareja de Rubilar después de comer.
Los vecinos afirman que a las 3 de la mañana escucharon gritos, ruidos y también un disparo. A las 3.18 horas las cámaras de seguridad indican que se retiran Hadzaman y Oroño. Y se llevaban bultos. “Hadzaman atacó a Rubilar. Lo golpeó con una silla, y ante la resistencia le efectuó un disparo en el rostro. Se llevaron 1,5 millón, un reloj de oro y joyas”, afirmó el fiscal en la audiencia.
En las últimas horas, una testigo brindó un testimonio clave: dijo que Bell fue a su casa y le contó que el día del homicidio se presentaron en su casa Hadzaman y Oroño, y que el Chaco le dijo que “lo puse al papi Rubilar”. Y reconoció que Bell acompaño a Hadzaman a incendiar la vivienda, aportando incluso el bidón con nafta.
La filmación se ve a las dos personas que llegan al domicilio de Rubilar y después que se retiran empieza a salir humo. “Prendieron fuego para borrar evidencia”, afirmó.

Iba a declarar pero se arrepintió

La audiencia se hizo el domingo. Estaba programada a la mañana porque Bell iba a declarar, pero cuando la jueza lo consultó en la audiencia, dijo que no iba a hablar.
La jueza Patricia Asaro autorizó la apertura de investigación y dispuso la continuidad de la prisión preventiva por seis meses, bajo el delito de encubrimiento agravado. “Se da la probabilidad de autoría y los peligros de fuga y de entorpecimiento”, sostuvo y afirmó: “Hay aristas que exceden a un homicidio común”.


COMENTARIOS

Comments are closed.