A oscuras


El Diario | Termómetros

El pasado 20 de junio, el gobernador Arcioni presidió el acto por el Día de la Bandera a puertas cerradas en Casa de Gobierno. Ahora en la celebración del 9 de Julio, Día de la Independencia, se presenta en el izamiento de medianoche en Rawson, rodeado de autoridades municipales y provinciales, y personal policial. Independientemente de la comodidad que parece producirle al Gobernador estar rodeado de uniformados, del otro lado del mostrador no todos convalidan las medidas del Ejecutivo, pero se llaman a silencio porque no pueden manifestarse públicamente como otros trabajadores. Por estas horas, el personal retirado y pensionado de la Policía organiza una nueva movilización para el fin de semana. Mientras tanto Arcioni utiliza palabras como democracia, solidaridad y patriotismo, mientras sus funcionarios están bajo la lupa judicial, y él mismo es sospechoso de corrupción.


COMENTARIOS