Un dotado


El Diario | Termómetros

Ante el reclamo masivo del sector de la Salud en Chubut, este viernes el gobernador Arcioni se vio obligado, no sólo a reunir al Gabinete sino de hablar sobre la situación y de ese modo demostrar que sigue al frente el Gobierno. Con un esfuerzo por mostrarse seguro, Arcioni apeló al tono enérgico y la gestualidad para afirmar que “este Gobernador les habla con total sinceridad, con honestidad, con responsabilidad y con lo que tengo que tener para gobernar una provincia en crisis”, dijo con la esperanza de que todos supieran a que se refería con la última frase. Al parecer no surtió efecto, porque la reacción inmediata fue, “¿qué será lo que tiene Arcioni para enfrentar la crisis?, porque hasta ahora no le estaría funcionando”, dijo un observador.


COMENTARIOS

Comments are closed.