EN EL MARCO DE LOS PROGRAMAS ARGENTINA HACE 1 Y 2

Nación confirmó obras urbanas para ejecutar en Trelew


El Diario | Politica | Trelew

La Municipalidad de Trelew pondrá en marcha, durante el segundo semestre del año, tres proyectos de infraestructura que serán financiados por la Nación, en el marco de los programas Argentina Hace 1 y 2. Los tres proyectos son el de la Bicisenda Periurbana, la Plaza de la Mujer y los bulevares Salvador Allende, Julio A. Roca, Parque Brown.
La elección de los proyectos se realizó después de una comunicación por Zoom concretada el martes por el intendente de Trelew, Adrián Maderna junto al Gobernador de la Provincia, Mariano Arcioni y con la coordinadora nacional del plan Argentina Hace 1, Marta Arriola. De la conferencia participaron también el secretario de Planificación Obras y Servicios Públicos, Sebastián de la Vallina, la coordinadora de Planificación, Lorena Lavecchia, y funcionarios del ministerio de Infraestructura de la Provincia.
Sebastián de la Vallina aclaró que, además de estos proyectos, otras obras de gran envergadura como la construcción de los presedimentadores y la red de impulsión cloacal norte, fueron presentadas en febrero ante Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento.
El funcionario municipal aseguro que en la elaboración de los proyectos “trabajo todo el equipo de arquitectura, ingeniería y planificación, ya que lo que se viene en materia urbanística pos pandemia es lo relacionado con cómo empezar a vivir los espacios públicos abiertos y repensar las temáticas urbanas”.

Las obras

Según la memoria descriptiva aportada por la Secretaría de Planificación, Obras y Servicios Públicos, los detalles técnicos de los proyectos se basan en los siguientes argumentos:

Proyecto Bicisenda Periurbana

“Movilidad Sustentable- Salud: Una forma de remediar esta desigualdad de acceso a las áreas verdes es recuperar el espacio de los automóviles y devolvérselo a las personas, un remedio cada vez más respaldado por la ciencia y sus innumerables beneficios para la salud mental y física. Proporcionar calles más verdes, más seguras, más amigables y, por extensión, más saludables seguramente aliviaría la presión sobre el Servicio Nacional de Salud.
Más allá de estos proyectos urbanos centrales, lo que se necesita es una inversión a nivel de la calle semi-residencial/residencial. Por supuesto, no todas las calles son iguales y algunas son más adaptables que otras. Para determinar qué lugares podrían transformarse, se consideró patrones de circulación del tráfico, la proximidad a infraestructura y su enlace con espacios públicos verdes (plazas), así como las necesidades de la comunidad de poder disfrutar de estos espacios públicos abiertos, que tienen un potencial de gran impacto y lo tendrán más aún en post pandemia.
Las ciudades están ampliando las Bicisendas, ciclovías y las aceras, como solución lógica de infraestructura para peatones y ciclistas; no solo se piensa y proyecta a través de redes de transporte urbano o asentamientos, sino también con el aprovechamiento del espacio público y el diseño de su infraestructura.
Hoy las calles representan el 80% del espacio público y ocupan un porcentaje no mayor al 25% del total del área urbana, es por esto que tienen un rol fundamental en función a las necesidades de las personas que no solo buscan transitar la ciudad sino también experimentarlas.
Una calle puede tener varios matices y usos, puede albergar situaciones y flujos, puede haber gente caminando, gente en bicicleta, puede circular el auto a una velocidad coherente para el lugar y puede pasar el transporte público.
La alternativa para mejorar la movilidad urbana está en pensar diferentes tipos de movilidades sustentables, y la obra Bicisenda Periurbana es parte de ésta tendencia. No sólo enlaza la bicisenda actual con Plaza Brown, sino además su recorrido periurbano por la colateral a Av. Eva Perón hasta la rotonda Salvador Allende culminando en Parque Laguna Chiquichano. La movilidad urbana debe estar diseñada en primer lugar para proporcionar un mayor acceso a la ciudad.
En esta obra tenemos la vinculación del sector de Salud, Deporte, Recreación, y Movilidad activa.

Plaza de la Mujer

“Cada 8 de marzo (#8M) se convoca a una marcha en conmemoración del Día Internacional de la Mujer y se evidencia que el derecho a la ciudad, implica el poder disfrutar el entorno urbano de manera libre, así como reivindicar el derecho sobre el cuerpo, principal vehículo a través del cual nos relacionamos con el entorno y respondemos a sus estímulos. Incorporar la visión femenina en la planeación urbana permite contemplar problemáticas que no se habían pensado antes, así como implementar estrategias que desde la arquitectura y el urbanismo mitiguen la violencia. Transgredir a través de la desobediencia y el cuestionamiento de lo que vulnera el disfrute de la ciudad no sólo como experiencia estética, sino humana, trasciende el tema de género puesto que las mujeres constituyen la mitad de la población mundial.”
“Esta pandemia puede arrojar acciones positivas y concretas en diversas líneas de trabajo, donde el espacio público está muy relacionado al clima social, de diversión, del reencuentro y sobre todo participativo, ya que la gente debe apropiarse del espacio público porque siempre será la clave de una evolución en la sociedad. Ya sea a escala macro o micro, todas estas experiencias suceden y se ven influenciadas por el entorno construido, transformando. Uno de estos espacios, era un vacío urbano en el barrio San José de la ciudad de Trelew, frente al boulevard Marconi y en cercanías al Establecimiento Educativo Nº 7721 Roberto Fontanarrosa y la escuela de Formación Integral Nº 506.
Como Ciudad, tenemos que seguir aprendiendo de esta pandemia, solo así podemos destruir la dependencia de sistemas que no sirven y empezar a valorar los espacios públicos de la ciudad. La ciudad no tiene sentido sin el espacio público que nos conecta, no se puede resumir a pantallas».

Bulevares

“El tránsito y transporte lideran la respuesta para darle forma a sus calles, bulevares y avenidas al usar sus activos existentes de manera diferente. El uso adaptativo de éstos puede conducir la respuesta manteniendo a las personas seguras y en movimiento. Los vecinos de nuestra ciudad podrían utilizarlos para caminar, andar en bicicleta y tomar aire fresco.
A medida que nuestra ciudad comienza a recuperarse, la actividad aumenta en nuestras calles, los desafíos que nos esperan son tomar decisiones en tiempo y forma para responder a las necesidades de sus habitantes. La recuperación y transformación de estas 3 obras en distinto sectores de la ciudad, Barrio J. Manuel de Rosas, Barrio Alberdi y Padre Juan y Barrio Ricardo R. Alfonsín, responde aún más rápidamente para mantener a nuestra gente segura y apoyar el arduo trabajo que queda por delante para la recuperación de otros sectores urbanos”.


COMENTARIOS

Comments are closed.