SE OBSERVÓ MUCHA CIRCULACIÓN EN LAS CALLES Y ESCASOS CONTROLES

Fracasó la Fase 2


El Diario | Regionales

Desde el 16 de junio seis ciudades de Chubut volvieron a Fase 2 del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), sin embargo entre las flexibilización que aplicaron los intendentes para no cerrar los comercios y la escasez de controles, se observó mucha circulación en las calles. Asimismo hubo inconvenientes en la tramitación de permisos para circular entre ciudades. Las autoridades afirmaron que por 14 días no habría ingresos a la provincia, pero no se pudo frenar las autorizaciones nacionales de repatriación. Los puertos fueron cerrados y la actividad pesquera suspendida, sin embargo todo indica que antes de cumplirse el plazo de dos semanas, se reabrirían los puertos con la aplicación de nuevos protocolos.
Los intendentes lidian con la presión de las actividades comerciales que aún no se han habilitado y comienzan a tomar medidas a través de legislación municipal debido a la inconsistencia de las disposiciones provinciales.

Circulación y hartazgo

Lejos estuvo de cumplirse los preceptos de la Fase 2, en gran medida porque la ciudadanía ya perdió el voto de confianza en el Gobierno provincial. En la última semana los cuestionamientos estuvieron dirigidos a las dudas sobre los controles en los puertos, el ingreso de personas a la provincia y la profundización de la crisis socioeconómica.
En ese sentido se advierte que hasta el momento las medidas concretas han provenido de los Municipios, ya sea en términos de prevención, en cuanto a los protocolos en los comercios, como desde el punto de vista económico brindando beneficios impositivos y reducción de costos de servicios.

Salud Pública

Mientras crece el número de casos positivos de COVID-19, aunque la mayoría son contactos estrechos con otros casos positivos, el ministro Fabián Puratich afirmó que la provincia está preparada para atender la emergencia sanitaria.
“En la actualidad tenemos un solo paciente de Covid-19 internado en terapia intensiva en todo Chubut”, y explicó que “nunca a lo largo de esta pandemia hemos superado el 30% de la ocupación de respiradores y camas de terapia intensiva, ya sea para la recuperación de pacientes con Covid-19 o para el tratamiento de otras patologías, por lo cual podemos afirmar que el sistema sanitario provincial está preparado para afrontar un hipotético pico de casos de Coronavirus”.
En Chubut hay un centenar de camas de Terapia Intensiva y se estima la habilitación de otras 20 aproximadamente. De acuerdo a datos relevados extraoficialmente, en la provincia hay más de 130 respiradores y la última semana llegaron otros 5 que fueron enviados por Nación.
Datos oficiales indican que próximamente estará habilitada la nueva UTI del Hospital de Trelew con 8 nuevas camas, y un número similar se podría incorporar en el Hospital de Puerto Madryn. También se habilitará una UTI en el remodelado Hospital de Rawson, mientras que Comodoro Rivadavia lleva la delantera en el acondicionamiento hospitalario a partir de la activa participación del Municipio en la incorporación de recursos.
Según se desprende de la información a la que accedió El Diario en diálogo con personal sanitario de diversos hospitales de Chubut, los recursos en materia de Unidades de Terapia Intensiva (UTI), serían suficientes para atender la emergencia en la medida que no se disparen los casos de forma desmedida.
El reclamo de los trabajadores de la Salud está centrado en los insumos, que son escasos y cuestionan la calidad de los elementos descartables, y en muchos casos son adquiridos por los propios profesionales para poder seguir trabajando.
Otro aspecto que preocupa a los médicos de los hospitales cabecera de la provincia es la falta de recurso humano capacitado para la atención de pacientes de Terapia Intensiva. Por estas horas el servicio de Salud de Chubut solo espera cumplir con las demandas sanitarias y piden a la población cumplir con las medidas de prevención para evitar el contagio masivo de COVID-19 en Chubut.


COMENTARIOS

Comments are closed.