DESARROLLADORES APLICAN ESTRATEGIAS PARA SOSTENER EL EMPLEO

Construcción: con estrictos controles sanitarios se reactivan los proyectos


El Diario | Puerto Madryn

El sector de la construcción se ha visto duramente golpeado por las medidas vinculadas al aislamiento obligatorio, algo que alcanzó tanto a quienes se dedican a obras públicas como privadas. Según los datos emitidos por el Gobierno Nacional, la facturación de las empresas del área llegó a desplomarse hasta el 100%, de acuerdo al informe.
En este contexto los desarrolladores avanzan en diversas estrategias desde que se restableció la actividad a fin de salvaguardar los empleos y recuperar uno de los motores de la economía.
En Chubut, la inversión privada sostiene la actividad, en ese sentido, Marcela Romero, gerente general de Caleta Desarrollos, en diálogo con El Diario comentó que a raíz de la flexibilización de la cuarentena que se habilitó al rubro de la construcción a reiniciar actividades, “hemos trabajado en la elaboración de un protocolo que tiene en cuenta la higiene y seguridad en el ámbito laboral, teniendo en cuenta las recomendaciones y medidas de prevención ante la pandemia del Covid-19. Se han consensuado varios aspectos entre las empresas constructoras y UOCRA, para garantizar que las actividades se realicen con todos los recaudos posibles resguardando la salud de los trabajadores, tanto directos como indirectos”.
“Este protocolo tiene en cuenta aspectos básicos como la toma de temperatura corporal al ingreso de la jornada laboral, mantener la distancia mínima entre personas de 2 metros, el uso de barbijos y la higiene tanto personal como del lugar físico de trabajo”, indicó Romero al tiempo que agregó que “la jornada laboral también se ha modificado, actualmente se está trabajando de lunes a viernes de 9 a 17 horas”.

Proyectos en marcha

En cuanto a los desarrollos en ejecución, Romero resaltó que actualmente hay “seis proyectos en marcha en Puerto Madryn, tres de ellos en etapa de terminaciones con fecha de entrega en los próximos meses, dos en etapa de estructura y uno en sus inicios”, dijo al tiempo que agregó que en la ciudad de Trelew, “estamos en la etapa final de una urbanización que cuenta con lotes desde los 500 m2 y en 2019 hemos comenzado un nuevo desafío que consiste en desarrollar proyectos en CABA., actualmente estamos trabajando con dos proyectos en esa ciudad, uno en la zona de Alto Palermo y otro en San Isidro.
No hemos suspendido ninguno de los proyectos. Estamos realizando un enorme esfuerzo y abocando todas las energías, tanto los dueños de la empresa como todos los que pertenecemos a este grupo de trabajo, para continuar el avance de las obras y cumplir con el compromiso asumido con nuestros clientes como lo hemos estado realizando durante estos 20 años de trayectoria”.
En cuanto a las personas que están afectadas a los desarrollos que llevan adelante desde la empresa, “entre personal directo e indirecto tenemos afectados cerca de 90 puestos de trabajo”, dijo Marcela Romero.

Reflotar las operaciones

Desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Chubut y la Cámara Inmobiliaria de Puerto Madryn, buscan reforzar la idea de “sacarse el dólar de la cabeza” para volver a operar con cierta normalidad, según lo expresó el desarrollador inmobiliario, Walter Kobak, en diálogo con El Diario.
Kobak explicó que “después de lo que pasó con la pandemia, se frenó totalmente la actividad, y no se está vendiendo absolutamente nada, a excepción de los proyectos de construcción que son al pozo”. Sobre esto último, remarcó que en dicho segmento “se siguió vendiendo y no se frenó nunca”, aunque advirtió que “el problema pasa en que las propiedades usadas siempre se manejaron en dólares; esa cuestión de que el mercado inmobiliario esté dolarizado da lugar a algo en lo que insisto, incluso con mis propios colegas inmobiliarios, respecto de que tenemos que empezar a sacarnos el dólar de la cabeza, ya que realmente distorsiona mucho el mercado”.
Consultado sobre las alternativas que se evalúan, tanto desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios del Chubut, del cual Kobak es presidente, “estamos haciendo reuniones todas las semanas entre los colegas para empezar a convencernos nosotros acerca de que la única forma de que esto se empiece a mover es tasando las propiedades en pesos a modo de ‘costo de reposición’, es decir, cuánto nos sale a nosotros comprar el terreno, construir la casa, y a partir de ese valor, como la gente está acostumbrada a hablar en dólares, se puede pasar a esa moneda al valor del momento, pero después, mes a mes, se va actualizando con el índice de la Cámara Argentina de la Construcción”, apuntó.


COMENTARIOS

Comments are closed.