CHUBUT LE PROPUSO A NACIÓN MEDIDAS CONCRETAS PARA SOSTENER LA PRODUCCIÓN: UN PROGRAMA DE COMPENSACIÓN POR EL PAGO DE ZONA DESFAVORABLE, INCORPORAR A PYMES PETROLERAS A DNU 332, DEFINIR UN BARRIL CRIOLLO QUE GARANTICE PRODUCCIÓN Y REGALÍAS, Y UN PLAN PARA LAS COOPERATIVAS ENDEUDADAS. ARCIONI BUSCA GARANTIZAR LOS EMPLEOS PRIVADOS MIENTRAS BUSCA FINANCIACIÓN PARA AFRONTAR LOS PÚBLICOS

Propuestas decentes y de las otras


El Diario | Opinion

Por Trivia Demir

La reactivación de la cuarentena está trayendo gestión, y eso, en cualquier escenario siempre es auspicioso para la sociedad, que es la que de otro modo soporta las consecuencias de la relentización forzada por los entretelones siempre vigentes de la política doméstica.
En cualquier foro provincial suena la crisis financiera de Chubut, pero en los más selectos preocupa sobremanera el parate productivo. Porque está dicho que una provincia o un municipio, como cualquier empresa o familia, puede tener problemas de liquidez y hasta afrontar retrasos de pagos, por más injustos que sean para sus acreedores inmediatos sean empleados o proveedores, pero el problema mayor es cuando no hay perspectivas de ingresos, no hay producción o no hay empleo. Porque allí directamente no hay futuro pensable ni cuantificable. Esa lógica por supuesto se tornó compleja antes de la pandemia, pero ya es obligada durante y post pandemia por cuestión de supervivencia territorial.
Y si de las administraciones chicas comunales se impuso el pensamiento inmediato de tratar de exprimir un poco más los aportes empresarios para sostener la estructura pública, desde la administración macro provincial la estrategia obligada debería ser absolutamente contraria, conteniendo las fuentes de trabajo y garantizando acompañamiento para que los polos productivos en pie puedan soportar esta pandemia sin perecer en el intento.
En ese marco Chubut comenzó a activar avanzadas de la mano de asesoramientos que tienen pata nacional y en tándem con las necesidades políticas centrales, pero en principio y si no terminan sólo en amague, con buena perfomance.

Anticipando jugadas

A sabiendas que el ´carro´ del Estado y su déficit se puede acomodar a mediano plazo reestructuración de deuda mediante, y sobre todo si se recuperan ingresos por regalías y coparticipación, en videoconferencia con el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, el gobernador Mariano Arcioni ayer planteó alternativas para el sostenimiento del empleo privado en la región. Nada dice que lo vayan a considerar, más allá de oírlo. Pero por lo menos los planteos están cursados, y ya son un paso.
Tres temas esenciales tocaron los funcionarios teniendo en cuenta el machete sugerido por un buen número de privados consultados: un esquema de compensación del pago de zona desfavorable, cuestiones vinculadas a la actividad petrolera y a la definición rápida de un precio de referencia del barril de petróleo, y la situación de las cooperativas eléctricas por la abultada deuda que mantienen con Cammesa sumada a la complejidad de cobros por cuarentena.
Acompañaron la gestión el ministro de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de Chubut, Leandro Cavaco, el ministro de Hidrocarburos, Martín Cerdá y el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque.

No todo es cash

El esquema de sostenimiento del empleo privado propuesto incluye un programa de compensación por el pago del ítem Zona Desfavorable que los empleadores abonan a sus trabajadores. La propuesta incluye que se siga abonando dicho ítem como hasta ahora, de manera tal que los trabajadores lo sigan percibiendo y a los empleadores se les genere un crédito de libre disponibilidad en la AFIP, mediante el cual podrían cumplir sus obligaciones fiscales ante el organismo recaudador. De concretarse el programa propuesto el beneficio alcanzaría unos 500 millones de pesos que se volcarían en la economía y el sector productivo chubutense.
“El objetivo es encontrar un marco de sostenimiento de los empleos actuales, que no se pierdan, y en ese marco es bajo el compromiso de que no haya despidos”, explicó el ministro Cavaco.

Marcando asimetrías

En otro orden, en referencia al momento que atraviesa el sector hidrocarburífero, el ministro Cerdá en forma conjunta con el intendente Luque plantearon que “hay un pedido de las Pymes para ser incorporadas al decreto nacional 332/20”. Allí se plantea la “creación del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción para empleadores y trabajadores por la emergencia sanitaria”. Entre otras cosas preocupa sobremanera la situación de las pymes vinculadas a la producción petrolera y gasífera que ya alertaron la imposibilidad de enfrentar salarios bajo convenios altísimos. Es que el decreto nacional 332 que dispuso un salvataje para pagar salarios, no incluyó al rubro petrolero lo que para muchas de las 450 pymes del sector que prestan servicios en la cuenca del Golfo San Jorge y activan parte de la economía provincial, resultó absolutamente “discriminatorio” ya que la medida excepcional tuvo más de 10 actualizaciones, pero ninguna las contempló.

Se abre una ventanita

Y mientras se trata de meter cuña en las medidas excepcionales de contención sea a través de compensaciones tributarias o facilidades para afrontar la coyuntura, en el fondo lo más importante resulta sostener y ampliar la producción industrial. En ese marco comenzaron a haber señales auspiciosas para la provincia. El precio del barril de petróleo Brent para entrega en julio cotizó este martes con tendencia al alza en el mercado de futuros de Londres y concluyó en los 30,95 dólares con un ascenso del 13,74%. Las medidas de desescalada del confinamiento en países como España o Italia empezaron a mostrar un futuro más halagüeño para la demanda de crudo, según los especialistas.
Y aunque no sea el ideal, muestra que “el mercado aprieta, pero no ahorca”. El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, había concluido ayer en el International Exchange Futures a 27,21 dólares, tras registrar descensos en la primera parte del lunes debido a las continuas tensiones entre Estados Unidos y China. No obstante, los analistas apuntan a que el repunte del precio responde al optimismo sobre la capacidad de las reservas estadounidenses para continuar almacenando producción. Pese a todo, la realidad es que incipientemente el consumo empieza a reactivarse y el espacio para almacenar crudo no se acabará, en principio, en semanas. Además, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) también avanzó este martes con una subida del 20,45%, hasta los 24,56 dólares el barril, motivada tanto por el efecto en los mercados del histórico recorte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) como por la recuperación de la demanda gracias a las reaperturas económicas progresivas y a la relajación de las medidas de contención del virus en casi todo el mundo.
Así las cosas, los precios del por ahora ´oro negro´ continúan en la senda de la recuperación tras cuatro jornadas consecutivas cerrando en positivo, y si bien es cierto que «El mercado sigue siendo vulnerable”, ya comenzó la empinada sugirió el jefe de análisis de la consultora Rystad Energy, Magnus Nysveen, que también advirtió de que los problemas de almacenamiento aún no se han resuelto, en declaraciones a Efe.

Crudo de referencia, cola en tierra

En ese marco, se sabe que el gobierno nacional quiere contar con el compromiso de las empresas de sostener los niveles de producción y los puestos de empleo, además de promover el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas de servicios petroleros en procura de fortalecer el entramado productivo regional. Y por ello Kulfas anotó cuidadosamente el pedido de Arcioni que se da a la par al de las demás provincias petroleras que dependen de regalías. «Estamos terminando de definir algunos detalles» aseguró Kulfas en diálogo con La Red, al admitir que «la idea es tener un precio de referencia que evite que los proyectos que en la Argentina están en funcionamiento, aún con bajo nivel de actividad, no terminen de cerrarse bajo un escenario negativo» como el actual.
Concretamente el ministro consideró que ese precio de referencia para la producción local es necesario «para que cuando la situación se normalice se pueda tener a los inversores y a los proyectos de pie para restablecer rápidamente la actividad». «Si no lo hiciéramos -continuó el ministro- el gran peligro es que cuando la actividad se normalice y los precios vuelvan al alza, no tengamos la producción en pie y debamos importar petróleo, por eso buscamos dar certidumbre hacia adelante», especificó.
A su vez, funcionarios de Nación y de Chubut profundizaron en temas vinculados a otros sectores acuciados por la debacle como el de los servicios públicos. Las cooperativas deben resolver urgentemente la situación con Cammesa, revisando las deudas de arrastre a la luz de la crisis global y la suspensión de pagos de las empresas eléctricas a la Compañía Administradora por el impacto del coronavirus en los pagos y el consumo de la población. Ese es otro de los temas donde Nación deberá mostrar su capacidad de gestión. Por ahora las videoconferencias dejan constancia que hablar se habla de todo, y las gestiones están. Lo que falta medir es la capacidad de respuesta de la política a los tiempos que dicta una emergencia sanitaria en términos de vida sectorial. Como dijera un conocido entrenador de futbol, todo dependerá del enfoque, porque “la urgencia a veces potencia y a veces precipita”. Habrá que ver…

Fuentes: NA, Télam, Efe, EE, propias


COMENTARIOS

Comments are closed.