EL GOBIERNO PRORROGA POR 10 DÍAS EL PLAZO DE NEGOCIACIÓN CON BONISTAS

Optimismo en la Rosada


El Diario | Opinion

El Ministerio de Economía extendió hasta el 2 de junio el plazo para renegociar los US$ 66.300 millones de títulos de deuda emitidos bajo legislación extranjera, con el objetivo de continuar las negociaciones con los acreedores.
Así lo hizo saber la cartera que conduce Martín Guzmán a través de un comunicado, en el que anunció que “extendió por un período adicional el vencimiento de la invitación que hizo a los tenedores” para canjear sus Bonos Elegibles por nuevos títulos de deuda.
De esta forma, el cierre del plazo de negociaciones, que estaba previsto para este viernes a las 17 horas de la Ciudad de Nueva York, (18 hora local), se trasladó hasta el martes 2 de junio.
El Palacio de Hacienda precisó que si finalmente se cierra la negociación el 2 de junio, el anuncio de los resultados se realizará el miércoles 3 de junio y la Fecha de Liquidación, tal cómo se define en el Suplemento del Prospecto de canje será el 8 de junio de 2020 o lo antes posible de allí en adelante.

Voto de confianza

El presidente Alberto Fernández transmitió a su entorno que es “optimista” en cuanto a la marcha de la renegociación de la deuda externa. Por su parte, el ministro Martín Guzmán transmite “confianza” en cuanto a que se logrará resolver el problema, comentan en el Palacio de Hacienda. En el mercado, en tanto, se considera que las discusiones ingresan en una instancia de definición “política”, en la que las más altas autoridades del país y los directores de los fondos de inversión son los que tendrán la última palabra.
En las últimas horas trascendieron informaciones en los mercados en cuanto a que se están registrando progresos en las negociaciones entre el país y los acreedores.
El sector oficial y los bonistas coinciden en señalar que “las conversaciones están encaminadas”. Tanto es así que no se descarta la posibilidad de efectuar algún anuncio tan pronto como el próximo fin de semana.

El proceso

Las conversaciones tuvieron un comienzo difícil. Los bonistas mantuvieron fuertes discusiones con el ministro Guzmán al punto que en algún momento el diálogo prácticamente estuvo cortado, según comentan fuentes de Wall Street.
Sin embargo, desde el gobierno se señala que el presidente Fernández en todo momento tuvo una posición proclive al acuerdo y su intervención habría destrabado el diálogo.
Fruto de estos avances fue que los tres grupos de acreedores presentaron propuestas. En lo sustancial, las pretensiones apuntan a un el valor presente neto para los títulos que aspiran los bonistas se sitúa, en promedio, entre los 58 y los 60 dólares (tomando una tasa de descuento del 10%), es decir al menos unos 10 dólares por encima del valor máximo que estaría dispuesto a aceptar el país, según trascendidos.

Cerca del acuerdo

El Fondo Monetario Internacional manifestó este jueves su optimismo en que el país pueda alcanzar un acuerdo con los acreedores privados “para establecer un camino sostenible en el futuro”, en momentos en que el Gobierno evalúa extender formalmente el plazo, que vence mañana, para ingresar a la operación de deuda bajo legislación extranjera por US$ 67.000 millones.
“En las negociaciones bilaterales de Argentina con acreedores privados, nos alienta la disposición de ambas partes a continuar las conversaciones para llegar a un acuerdo”, dijo el vocero del Fondo, Gerry Rice, durante una conferencia de prensa virtual.
Rice, expresó que la entidad no quiere “especular con el resultado de las negociaciones entre el país y los acreedores”.
“Sin embargo, estamos animados por la voluntad de ambos lados de continuar con alcanzar un acuerdo”, indicó.


COMENTARIOS

Comments are closed.