SEGUIMIENTOS, AUTOS CAROS Y HANDYS CON FRECUENCIA POLICIAL

Cómo operaba la banda sospechada de matar a Beryl Williams


El Diario | Puerto Madryn | Seguridad

«Los Ramones”, la banda sospechada por el crimen de Beryl Williams, son de Trelew y tienen más de 20 causas con el mismo modus operandi: eligen víctimas de alto poder adquisitivo y las siguen. En ocasiones, por semanas. Y se movilizan a bordo de distintos vehículos, que van rotando, para evitar sospechas de las futuras víctimas y también de la policía. Desde hace más de diez años son conocidos en el mundo del hampa.

La noche del lunes 30 de diciembre de 2019, ingresaron al domicilio de Beryl Williams, en el centro de Puerto Madryn. Habían seguido sus movimientos los días previos y sabían que la mujer de 86 años vivía sola. Entonces, ingresaron a su hogar, la amordazaron y asesinaron brutalmente para robarle.

“Las características del hecho es violento, salvaje y premeditado, al elegir a una víctima que no podía defenderse y fue atacada de noche. La pena, llegado el momento oportuno, será de cumplimiento efectivo”, sostuvo el fiscal Daniel Báez, quien lleva adelante la causa junto a Jorge Bugueño.

Los investigadores creen que los delincuentes tenían el dato de que en el domicilio había una fuerte suma de dinero. La mujer alquilaba departamentos y su familia se dedica al comercio. Los asesinos se llevaron dinero (no se sabe cuánto) y también algunas joyas.

Tras cinco allanamientos hubo cuatro detenidos. Entre los que cayeron están los dos cabecillas del grupo, Rodrigo y Leandro Ramón, los hijos de Miguel Ángel, “El Gordo”, líder de la banda, aunque este último no está imputado en el homicidio.

Los otros detenidos son los que aportaban la logística. Se trata de Manuel Adrián Colón, conocido como Galíndez por su parecido al boxeador; y Marcelo “El Negro” Ramírez. Este último fue apresado en San Luis. Cuando lo encontraron le había sacado la patente a su auto y le estaba modificando los espejos y las llantas. Era un Volkswagen Bora blanco que secuestró la policía. Creen que es el que participó “de campana” en el homicidio a Beryl Williams.

El Bora blanco secuestrado, al igual que una camioneta Ford Ranger, fueron filmados por las cámaras de seguridad en la escena del crimen. Las imágenes son contundentes sobre su participación en el atraco. Se los ve pasar varias veces frente a la casa, descender de los vehículos, ingresar al domicilio y, a los pocos minutos, retirarse rápidamente. La camioneta había sido robada días antes en Trelew y, a la mañana siguiente del homicidio, apareció abandonada. Le habían rociado combustible. Según los investigadores, del robo participaron al menos cinco delincuentes, por lo que hay un quinto sospechoso que todavía no fue identificado.

Los investigaban por más de 20 robos en Trelew

La banda que mató a Beryl, era investigada en 20 causas más en Trelew. En 2016 ya las crónicas policiales hablaban de “la peligrosa banca de delincuentes que se hace llamar Los Ramones y la mayoría de sus integrantes serían del barrio INTA”.

Los vecinos estaban preocupados porque desde un automóvil fotografiaban casas del barrio Bonorino de Trelew. Al mes, fueron detenidos in fraganti cuando saqueaban un domicilio. Y luego, por intentar robar la casa del presidente de la Cámara de Industria y Comercio, Rubén Villagra. En 2017 se hicieron 41 allanamientos simultáneos para desbaratarlos. Incluso el por entonces jefe de la Brigada de Investigaciones de Trelew, Mauricio Zabala, reconoció que a través de los handys “escuchaban a la Policía todo el tiempo”. Pero la banda siguió tocando.

La banda liderada por “El Gordo” Miguel Ramón da golpes precisos. Marcan a sus víctimas, todas de alto poder adquisitivo. Y las siguen durante semanas. Van rotando los vehículos y sus conductores, así evitaban ser detectados por sus futuras víctimas o por la policía. Dentro del modus operandi, se sabe que usan equipos de comunicación con frecuencia policial y guantes para no dejar huellas. También armas de guerra. Y un dato no menor: roban autos de alta gama para dar los golpes y luego los abandonan o los queman. Lo mismo sucedió con Beryl Williams, una de las camionetas que se ve en las cámaras de seguridad había sido robada días antes en Trelew. Le cambiaron la patente y luego la incendiaron.

En Trelew lo espera un juicio por más de 20 causas. El pasado 20 de enero el juez César Zarategui elevó el expediente para el juicio oral y público para Miguel, Leandro y Rodrigo Ramón; y Manuel Colón. Enfrentan cargos de hurto de automotor, robos agravados, encubrimiento y asociación ilícita desde el 2016 al 2019. En Puerto Madryn, los fiscales formularon la imputación por el delito de “homicidio en ocasión de robo” y si los condenan por el crimen de Beryl Williams, pueden pasar hasta 20 años presos.

Hay expectativas de que la Justicia por fin pueda poner freno al accionar de este grupo. ¿Será la última gira de Los Ramones?.


COMENTARIOS

Comments are closed.