CREER O REVENTAR

Hallan el planeta rocoso más lejano a la Tierra


El Diario | Contra Tapa

Por lo que sabemos, nuestra galaxia podría estar llena de planetas similares a la Tierra. Esa clase de mundos son, por supuesto, los que más interesan a los científicos, pero por desgracia son también los más difíciles de encontrar. Solo un tercio de los más de 4.000 planetas confirmados hasta ahora, en efecto, han resultado ser rocosos. Por eso, el anuncio de un nuevo exoplaneta «terrestre» resulta siempre algo excitante. Y en esta ocasión, esa excitación ha sido doble.

Podría contener agua

El nombre de esta nueva supertierra no es sencillo de recordar: OGLE-2018-BLG-0677b. Y pertenece a un pequeño subconjunto de planetas rocosos que orbitan más o menos a la misma distancia de su estrella que la Tierra. Es decir, que recibe la cantidad justa de calor para que en ellos pueda existir agua en estado líquido, uno de los elementos necesarios para la vida. El hallazgo se acaba de publicar en » The Astronomical Journal». Este nuevo mundo se encuentra a 24.722,65 años luz de distancia de nosotros, lo que le convierte en uno de los exoplanetas más distantes descubiertos hasta ahora. De hecho, se encuentra muy cerca, o puede que dentro, del «bulbo galáctico», la región más densamente poblada de estrellas alrededor del centro de la Vía Láctea.

Una detección complicada

La mayoría de los exoplanetas que conocemos se han encontrado principalmente gracias a dos métodos: el del tránsito, que los detecta gracias a las minúsculas variaciones en la luz de la estrella cuando los planetas pasan por delante; y el del «bamboleo», que detecta los diminutos movimientos, o bamboleos, que la gravedad de los exoplanetas provoca en sus estrellas anfitrionas. Existe, sin embargo, un tercer método de cazar planetas, y se basa en algunas predicciones de la Relatividad general de Einstein. Imagine dos estrellas en fila, una detrás de la otra, y a un observador (nosotros) en la misma línea pero un poco más lejos. Los rayos de luz de la estrella trasera (la fuente) se doblarán ligeramente cuando pasen cerca de la estrella más cercana (la lente) debido a su gravedad. Lo cual distorsiona y magnifica la luz de la fuente, como si de una enorme lupa se tratara. El fenómeno se conoce como «microlente gravitacional».

Cuatro veces más grande que la Tierra

Los investigadores determinaron que el nuevo mundo pertenece a la categoría de las supertierras, con una masa que es 3,96 veces la de nuestro propio planeta. Lo cual, además, lo convierte en uno de los exoplanetas con menor masa decubierto usando microlentes gravitacionales. La estrella anfitriona es muy pequeña, apenas 0,12 veces la masa del Sol, tanto que no fue posible determinar si se trataba de una estrella de muy poca masa o de una enana marrón. La distancia del planeta a la estrella está entre 0, 63 y 0, 72 unidades astronómicas, lo que equivale a la distancia que hay entre Venus y el Sol. El nuevo mundo, además, orbita muy lentamente alrededor de la estrella, y su año dura 617 días. Sin embargo, por ahora no es posible saber si OGLE-2018-BLG-0677b es, o no, habitable.

Fuente: ABC


COMENTARIOS

Comments are closed.