SEGÚN EL ÚLTIMO INFORME DE GREENPEACE

Denuncian que aprovechan la cuarentena para deforestar el norte argentino


El Diario | Medio Ambiente

Desde hace años, la ONG Greenpeace realiza un monitoreo de deforestación en el norte de Argentina, mediante la comparación de imágenes satelitales, y el último informe reveló que entre el 15 de marzo y el 30 de abril, en plena cuarentena por la pandemia de coronavirus, se desmontaron 9.361 hectáreas, una superficie similar a la de media ciudad de Buenos Aires, lo que implica la pérdida de 200 hectáreas de bosques por día.
Las provincias donde la organización ecologista realizó el monitoreo satelital son Santiago del Estero (4.494 hectáreas desmontadas), Formosa (1.710 hectáreas deforestadas), Salta (1.700 hectáreas desmontadas), y Chaco (1.457 hectáreas deforestadas), ya que concentran el 80% de los desmontes del país.

Consecuencias irrecuperables

“La deforestación genera cambio climático y nos vuelve más vulnerables al aumento e intensidad de las precipitaciones. Esto provoca cada vez más inundaciones, como las que se vienen sufriendo durante los últimos años en el norte de Argentina. Una hectárea con bosque absorbe diez veces más lluvia que una con soja, y tres veces más que una con pasturas para ganadería”, advirtió Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.
Según la ONG, la principal causa de los desmontes es el avance de la frontera agropecuaria (ganadería y soja). “Además de ilegal, es completamente inadmisible que, frente a la emergencia sanitaria, climática y de biodiversidad que estamos sufriendo, se siga deforestando. Los gobiernos no pueden seguir siendo cómplices y deben ponerle un freno a la ambición destructiva de algunos empresarios agropecuarios”, afirmó Giardini.
Greenpeace impulsó una petición en su página web para que “los gobernadores de Salta (Gustavo Sáenz), Santiago del Estero (Gerardo Zamora), Chaco (Jorge Capitanich) y Formosa (Gildo Insfrán) decreten la emergencia forestal y prohíban los desmontes de manera inmediata para siempre. Gracias a esta convocatoria, participaron activamente más de 100 mil personas de la campaña en defensa del Impenetrable chaqueño y el gobernador Peppo anunció la derogación de las disposiciones que autorizaban desmontes en bosques protegidos.

30 años, 8 millones de hectáreas

“En las últimas tres décadas perdimos cerca de 8 millones de hectáreas y somos uno de los 10 países que más destruyen sus bosques. Es irresponsable y hasta suicida que, frente a la crisis sanitaria, climática y de biodiversidad que estamos sufriendo, se siga deforestando. Más desmonte significa más inundaciones, más desalojos de comunidades campesinas e indígenas, más desaparición de especies en peligro de extinción y más enfermedades. Es hora de que, de una vez por todas, paren las topadoras”, advirtió Giardini,


COMENTARIOS

Comments are closed.