EN ESTADOS UNIDOS LA EMPRESA HERTZ SE DECLARÓ EN BANCARROTA

Comienzan las quiebras por la cuarentena


El Diario | Turismo y Sociedad

Las consecuencias del parate por la cuarentena comienzan a hacer notar en las grandes empresas de turismo, como es el caso de la compañía de alquiler de automóviles Hertz Global Holdings, que opera las marcas Hertz, Dollar y Thrifty. Este viernes, en Estados Unidos, se declaró en bancarrota tras no alcanzar un acuerdo con sus principales acreedores: «El impacto de la COVID-19 en la demanda de viajes fue repentino y dramático, causando una disminución abrupta en los ingresos de la compañía y futuras reservas», señalaron a través de un comunicado oficial.
De todas formas, esta quiebra no afecta a las filiales en Europa ni en Oceanía, ni tampoco las que operan como franquicias.

Mercado moribundo

Es que los alquileres de autos, especialmente en Estados Unidos, ha desaparecido. Considerando que una gran parte de los ingresos de Hertz proviene del alquiler de automóviles en los aeropuertos, «que se han evaporado a medida que los clientes potenciales evitan los viajes en avión», indicó la agencia Reuters.
La firma, cuyo mayor accionista es el inversionista multimillonario Carl Icahn, tiene casi 19.000 millones de dólares de deuda y aproximadamente 38.000 empleados en todo el mundo a fines de 2019. Y si bien Hertz había estado en conversaciones con los acreedores después de saltarse los pagos de alquiler de automóviles que vencen en abril, el 22 de mayo expiraron los plazos de pagos atrasados.


COMENTARIOS

Comments are closed.