ADVIERTEN QUE PARA UN 90% RESULTA COMPLEJO SUBSISTIR

Comerciantes reclaman por valor de los alquileres


El Diario |

La situación de cientos de comerciantes en Puerto Madryn continúa siendo apremiante, tras más de un mes de restricción de actividades en el contexto de la pandemia de Covid-19.
El cierre de locales fue acaso la postal más frecuente de la crisis, al tiempo que algunos emprendedores, nucleados en la Cámara de Comercio de la ciudad (Camad) reiteraron esta semana el pedido para rebajar los alquileres de los inmuebles a un 50 por ciento.
En este sentido, transmitieron desde la entidad la “profunda preocupación respecto de la grave situación por la que atraviesa la actividad comercial en la ciudad”, la cual se vio agravada “por la insuficiencia de las medidas adoptadas respecto a los alquileres de los locales comerciales”.

Supervivencia

Entendiendo que una vasta mayoría de los comercios locales funciona en locales alquilados y no propios, un relevamiento oficial arrojó que para el 89% de los comerciantes el alquiler constituye “la principal dificultad que deben afrontar en conjunto con los servicios públicos”.
Incluso, el valor mensual de este último es “el que determina la supervivencia a largo plazo de los comercios de la ciudad”.

Sin venta, pero con deuda

En tal contexto, desde que fuera emitido el DNU 230 por el Gobierno Nacional, “que incorporó los contratos que involucran a pymes”, desde el inicio de la cuarentena el pasado 20 de marzo “los comerciantes locatarios continúan abonando el valor del alquiler mensual conforme el vigente al mes de marzo de 2020”.
Mientras tanto, “el pago de estos alquileres se sigue devengando, independientemente de que el inquilino no pueda hacer uso del inmueble” y “esto se da incluso para comercios que han tenido una facturación nula”.

Créditos y más gastos

A ello se suma la situación de comerciantes de Madryn que han tomado créditos, algunos inclusive para abonar sueldos de empleados, lo cual implica más obligaciones monetarias mensuales y “un gasto adicional a las diferencias por los aumentos del precio de los alquileres, cuyos pagos fueron diferidos para el mes de octubre”.
La situación podría derivar “en lo inmediato, en una asfixia financiera a los comerciantes, la que atentará contra las posibilidades de cumplimiento de sus obligaciones, actuales y futuras, atentando contra la continuidad de su actividad comercial”, reconocieron desde la Camad.

Reducción y sin interés

Además, la situación generalizada de Chubut perjudica aún más el contexto del comercio local: “La cuya crisis económica-financiera provincial preexistente a la pandemia, ya tenía un altísimo impacto en el sector comercial”, indicaron desde la Cámara, además de proponer un complemento de medidas al DNU 320, entre ellas “reducción del 50% del valor de los alquileres a abonarse por el período abril a septiembre de 2020” y “eliminación de cualquier interés aplicable por falta de pago, pago parcial o extemporáneo, durante el período abril a septiembre 2020”.

Piden solidaridad a locatarios

“El antecedente más inmediato en nuestro país es la crisis económica del 2001, donde la jurisprudencia apeló a la ‘teoría del esfuerzo compartido’ en la pesificación de los contratos en dólares, a fin de distribuir equitativa y razonablemente, las consecuencias nocivas de la crisis”, recordaron, finalmente considerando que “sería pertinente apelar al sentido común y la buena voluntad mutua para dirimir este problema evitando llegar a la vía judicial” y apuntaron contra el principal eje de la problemáica: “Pese a la buena predisposición al diálogo por parte de las agencias nucleadas en la Cámara Inmobiliaria de Puerto Madryn, son finalmente los propietarios de los inmuebles quienes deberán decidir su compromiso con la economía local en este contexto”, concluyeron.


COMENTARIOS

Comments are closed.