CORONAVIRUS

China busca frenar las protestas sociales en Hong Kong


El presidente chino, Xi Jinping, encabezará este viernes en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín la solemne inauguración de la sesión anual del Legislativo chino, la Asamblea Nacional Popular (ANP).
El acto más importante del calendario político chino este año reviste una importancia especial: aplazado durante dos meses por la pandemia de COVID-19, su celebración señala la vuelta a la normalidad de China. Xi, criticado en el exterior, pero reforzado ante su población por su gestión de la epidemia mientras Occidente titubeaba, aprovechará el encuentro de una semana de los altos cargos de todo el país para modelar la respuesta china a un futuro marcado por el coronavirus y por la brecha que crece a pasos agigantados entre este país y Estados Unidos. En una primera señal, horas antes de la apertura se daba a conocer este jueves que la ANP tramitará una ley de seguridad nacional para Hong Kong, en respuesta a las protestas del año pasado.
La pandemia imprimirá carácter a esta edición del cónclave político chino, que este año será más corto de lo habitual y se desarrollará entre medidas para salvaguardar, dentro de lo posible, la distancia física en un salón donde deben reunirse 3.000 delegados llegados de toda China. Pero el hecho mismo de que tenga lugar la reunión “señala que el Gobierno chino tiene bastante confianza en que la epidemia está bajo control, al menos la primera ola”, explica Kirstin Shi-Kupfer, del laboratorio de ideas alemán Merics, especializado en China.
Aunque reducida en tamaño, y con menos pompa, la sesión de la ANP, habitualmente un mero mecanismo para dar el visto bueno a leyes ya decididas de antemano, estará en esta ocasión llena de sustancia. Apenas horas antes de su inauguración, el presidente de la Asamblea, Zhang Yesui, confirmaba que el Legislativo examinará -y promulgará- una ley de seguridad nacional para Hong Kong.
Es polémico el modo, pasando por encima del Parlamento autónomo. Y es polémico el contenido, del que Zhang aseguró que se dará a conocer más este viernes, y que amenaza con socavar el sistema de libertades de que goza Hong Kong bajo el principio “Un país, dos sistemas”. Aunque la Constitución hongkonesa prevé el desarrollo de una ley de Seguridad Nacional, los residentes de la antigua colonia británica ya habían obligado a archivar un primer intento, en 2003. Con ella, China pretende atajar lo que tilda de “injerencia extranjera” y cualquier actividad que le parezca separatista o subversión de los poderes del Estado.


COMENTARIOS
Añade tu comentario
 

Normas de Uso No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes de la República Argentina o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

eldiarioweb.com ha creado un espacio en donde volcar ideas no teniendo que recurrir al registro de usuario para hacer más ágil el ingreso . Se requiere NO emitir agravios, injurias y discriminación de cualquier tipo amparadas por el anonimato.