Un padre denuncia a policía por incumplir legislación nacional


El Diario | Puerto Madryn

MADRYN – Un vecino de la ciudad de Puerto Madryn relató la angustiante situación que atravesó junto a su hijo, quien padece trastorno del espectro autista (TEA), cuando salió de su domicilio para recorrer unas pocas cuadras, de acuerdo a la normativa nacional aprobada la semana pasada, a través de la cual dicho sector de la población puede retirarse de su domicilio hasta en un radio de 500 metros para realizar caminatas de esparcimiento.
Sin embargo, el ciudadano fue abordado por un agente de Policía, quien según su relato de los hechos, le dijo que la normativa en cuestión “no existía”. Tras una larga discusión, lo autorizaron a desplazarse hasta una plaza cercana, aun desconociendo la legislación vigente.

Caminata interrumpida

En su exposición a través de las redes sociales, el vecino relató que “a pocas horas que le sea reconocido a mi hijo el derecho de circular en cercanías de nuestro domicilio, en este contexto, pasó lamentablemente lo que esperaba; en Villarino y Marcelo T. de Alvear, personal policial nos paró con ‘L.’ mientras caminábamos, y después de preguntarme qué estaba haciendo, siendo hasta acá es correcto el proceder policial, le mostré el Certificado de Discapacidad y el DNI, le expliqué que paseábamos conforme la Decisión Administrativa de Jefatura de Gabinete 490/20 y Resolución ANDIS 77/2020, que lo establecen, ni más, ni menos”.
A ello, agregó que “el oficial dijo que ‘no existía’ la normativa y que era un irresponsable por circular con mi hijo, que lo podían contagiar”.

“Me dijo lo que ‘debía hacer como padre’”

A partir de ese momento, continuó explicando el damnificado, “comenzó un trajín donde llamó a más efectivos me pidió la norma, se la mostré y como no alcanzó, empezó a buscar en su celular, donde se ve que están las normas ‘especiales’; a esa altura, mi hijo se comenzó a desregular, a querer irse a la calle y todo lo que sabemos los padres en esta situación”.
El agente “siguió intentando aconsejarme sobre qué tenía que hacer como padre mientras yo ‘atajaba’ a León; le expliqué que la función de los policías no es dar consejos éticos o morales, a lo que contestó: ‘Si tenés un problema familiar en tu casa y la Policía va, nosotros somos tu psicólogo, policía, etcétera’; le dejé en claro con vergüenza ajena e indisimulable molestia, que ellos no tienen esa función y que si no conocen la Ley no pueden hacer prevención alguna mientras tanto, algunos buenos vecinos salían de sus casas a mirar y otros me insultaban desde el auto vociferando ‘andá a tu casa f…..’, y mi hijo se ponía peor”.

“Tuve que explicarle la Ley”

Seguidamente, “tras una breve explicación sobre los derechos de las personas con discapacidad y mis derechos constitucionales y legales, especialmente el de caminar con mi niño, además de explicar el limitado poder de injerencia que tiene el personal policial en relación a estos, terminó de comprender la Ley, previo buscar algún error en el día, número de DNI, domicilio, y me dijo que me daba autorización para ir hasta la plaza, a lo que tuve que responder que no, que yo iba a ir hasta donde la norma me permite, que es a 500 metros de mi domicilio; le recordé, otra vez, que los oficiales de Policía no tienen facultades para reglamentar leyes o legislar; hasta ahí tuve que explicarle a este señor”.

“Hagamos valer la Constitución”

“Entonces”, continuó el vecino, “cansado y muy enojado llamé a la Comisaría Tercera para exhortarlos a leer la Ley que pretenden hacer valer y capacitar al personal policial, antes de que jodan a alguien más”, concluyendo que “cumplamos la cuarentena, cumplamos la Ley, cuidémonos; pero, por sobre todo, hagamos valer nuestros derechos y la Constitución Nacional, que en épocas de emergencia está más viva que nunca”.


COMENTARIOS

Comments are closed.