ADEMÁS COBRARÁN UN ARANCEL DIFERENCIAL POR EL COVID-19

Los dentistas sólo atenderán urgencias


El Diario | Puerto Madryn | Salud

MADRYN – La emergencia sanitaria producida por la pandemia del coronavirus acaba de iniciar un nuevo capítulo que no augura ningún final positivo.
Los dentistas de Puerto Madryn acaban de resolver que sólo atenderán urgencias, como ya lo habían recomendado desde la Asociación Odontológica Argentina y que cobrarán un arancel especial por los gastos que conlleva hacerlo en medio de la pandemia del COVID-19. Esta decisión, a la cual han llegado después de analizar diversas alternativas, se basa principalmente en que se trata de una de las profesiones con mayor riesgo de contagio, llegando a ser del 95% de posibilidad ante la presencia del virus en el paciente.

Punto de inflexión

En este contexto, la Asociación Odontológica de Puerto Madryn (AOPM), a través de un comunicado oficial, al cual adhirió la unidad odontológica de Trelew, Rawson, Gaimán y Dolavón, escribió la emergente situación que vive en la actualidad su profesión, destacando que ya se han puesto a disposición tanto del ministro de Salud Fabián Puratich, como del intendente Gustavo Sastre, para intervenir cuando y donde ellos lo consideren necesario.
Pero al mismo tiempo denunciaron “la precarización del servicio que se ha ido generando lentamente a través de los años” y que “ha llegado a un punto de inflexión”. Explicando en el comunicado que la recesión de la actividad económica y la pandemia “han terminado por exponer con crueldad las falencias del sistema; magros aranceles, retraso en el pago de las mismas (hasta 90 días y más en algunos casos) y sin actualización por inflación, ha provocado que estos aranceles actualmente se ubiquen muy por debajo de los mínimos establecidos por la Confederación Odontológica Argentina (CORA)”, afirmaron desde la Asociación.

Consecuencias directas para el sector

Por otra parte, hacen referencia a que en este momento en el que el mundo se ve forzado a cambiar, “nuestra profesión está siendo atravesada transversalmente por esta necesidad de cambio. Este cambio demanda, que para poder desarrollar nuestra actividad, considerada de alto riesgo de contagio, debamos implementar estrictos protocolos de bioseguridad, los cuales consideramos fundamentales”.
Pero, destacan que es el profesional quien se ve obligado a absorber económicamente muchos de los costos que deberían estar cubiertos por quienes contratan sus servicios, como ser las prepagas, las obras sociales y los pacientes particulares: “Trabajar en condiciones distintas a las impuestas por normas nacionales, internacionales no es ético. Para poder cumplir estas normas son necesarios aranceles acordes. Queremos que el gasto que las familias llevan adelante abonando una obra social o prepaga, tenga el destino correcto, permitiendo que los profesionales, trabajemos con seriedad, calidad y seguridad”.
Al respecto, en el comunicado explican que estos nuevos protocolos requieren de la adquisición y utilización de kits de material descartable estéril para prácticas que antes no lo requerían, “de la modificación de nuestros espacios de trabajo, la reorganización de nuestras agendas reduciendo el flujo y volumen de pacientes, haciendo que el valor de las prestaciones aumente en consecuencia”.
Denunciado que “durante décadas se ha reclamado a las obras sociales y prepagas valores adecuados para sostener altos estándares de prestación y no se ha visto reflejado en las respuestas por parte de las mismas, cuándo lo han hecho ha sido de forma insuficiente, unilateral y con pocos espacios de dialogo que nos permitan arribar a una resolución eficaz y efectiva. Debemos poder invertir en tecnología, capacitación y mantenimiento, pagar impuestos y servicios, generar trabajo para otras personas, como técnicos, proveedores, asistentes, secretarias, etcétera”.

Sólo emergencias

Por este motivo, concluyeron que las prestaciones tal como habían sido convenidas no pueden ser realizadas en este contexto con los aranceles antes pactados, “atender un paciente en el marco una pandemia no está incluido en ningún convenio vigente”, afirmaron desde la Asociación.
Por consiguiente, decidieron limitar la atención sólo a urgencias, “hasta tanto logremos un acuerdo que satisfaga el reclamo de la comunidad odontológica nacional. En cada consultorio de la ciudad y acorde a su infraestructura y especialidad se cobrará un arancel diferencial de atención por protocolo COVID-19 o SARS COV 2”, señalaron en el comunicado.
Finalmente, expresaron: “Invitamos a establecer un canal de diálogo inmediato con todas las instituciones, obras sociales, prepagas y demás actores relacionados para encontrar lo antes posible a una solución, para poder responder a la demanda odontológica de nuestros pacientes, asegurando la salud de los profesionales y la comunidad toda”.


COMENTARIOS

Comments are closed.