EL GOBIERNO NACIONAL CREÓ UNA UNIDAD ESPECIAL PARA LIDERAR LA RENEGOCIACIÓN DE LAS DEUDAS DE LAS PROVINCIAS. HOY LA PRESENTARÁ EL MINISTRO GUZMÁN POR VIDEOCONFERENCIA A LOS FUNCIONARIOS DE ECONOMÍA PROVINCIALES. SERÁ PARA ´ASESORAR´, PERO TAMBIÉN IMPONDRÍA EL MISMO ESQUEMA QUE NACIÓN. ANTONENA SE CONSIDERA ´EN LÍNEA´

La película de los deudores incurables


El Diario | Opinion

Por Trivia Demir

Hoy a mitad de tarde, el ministro de Hacienda, Martín Guzmán, y el titular de la Unidad de Restructuración de la deuda, Lisandro Cleri, se sentarán frente al monitor que les mostrará los rostros de las y los ministros de Economía y Finanzas de cada una de las provincias. El encuentro virtual será la primera reunión de 2020 del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal (CFRF) y la invitación a la que cita a todos a conectarse a las 17 horas fue cursada por la oficina del ministro Guzmán.
Para el oficialismo central, la historia de la deuda macrista es un ´sapo´ liberal que no queda otra que digerir, pero el abultado endeudamiento de las provincias, en mucho caso viene de arrastre, se tomó sin sintonía fina entre la nación y los estados subsoberanos, y en muchos casos deja kilómetros de tela para cortar sobre el destino de los fondos que tomaron los caudillos provinciales.

Chubut en línea

Precisamente ayer, el ministro de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena, anticipándose a los acontecimientos, afirmó públicamente que el reperfilamiento de la deuda en dólares que tiene Chubut es “uno de los temas de agenda del Gobernador Arcioni”, y aclaró que ese objetivo a cumplir “está enmarcado en la reestructuración de la deuda nacional”. (Ver https://www.adnsur.com.ar/politica/el-reperfilamiento-de-la-deuda-de-chubut-esta-enmarcado-en-la-renegociacion-de-la-deuda-nacional_a5ea0a01969a726757d937fa1 )
Es que hasta hace poco la situación era bastante diferente. Hace apenas quince días atrás Antonena sostenía que Chubut no podía entrar en default, hoy ya no está tan claro a partir del crack del crudo. “Argentina está reestructurando sus pasivos y tomó préstamos sin garantías, diferente a la situación de Chubut que no puede entrar en default porque tiene un contrato de fideicomiso con una entidad que le garantiza a los tenedores de bonos el ingreso de regalías y de allí son quienes cobran y tienen respaldados su crédito”, decía el ministro sin siquiera imaginar que el barril de petróleo podía llegar a valor cero. Con esta cotización difícilmente se pueda cancelar la deuda con regalías del petróleo.

Cuidando los detalles

Según adelantaron desde Nación, el temario del encuentro será “el proceso de negociación de la deuda externa argentina en dos aspectos”. El primero será informarles a los ministros provinciales detalles sobre el proceso de reestructuración de la deuda soberana emitida bajo ley extranjera y los planes macroeconómicos.
Pero el segundo punto del encuentro será el de “compartir la novedad” de que se creó la Unidad Ejecutora Especial Temporaria “Unidad de Apoyo de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Provincial” en el ámbito del Ministerio de Economía de la Nación.
La intención de esta unidad que dependería de Cleri y sería coordinada por Guzmán es la de “asesorar y asistir” a las provincias en las tareas relativas a la “formulación y ejecución de la estrategia de la sostenibilidad de la deuda pública de las provincias argentinas”.

No dejarán nada al ´azar´ provinciano

El jueves pasado precisamente el gobierno nacional participó en Olivos a los gobernadores, de cómo sería la oferta nacional de reestructuración de la deuda del país con los acreedores extranjeros. Ahora se pretende cuidar los procesos provinciales para que nada entorpezca las alternativas financieras macro. “Nosotros tuvimos una buena conversación. Esta unidad sería formalizar lo que se venía desarrollando de manera informal con la Secretaría de Financiamiento”, explicó un ministro provincial. Frente a la consulta sobre si entendía que esto podría significar que la Nación quiere imponer un esquema de negociación en donde se establezca un modelo de mayor quita de intereses que de capital y tres años de gracia, como hizo la Nación y va a repetir Buenos Aires, el funcionario provincial señaló que “hasta ahora el diálogo ha sido bueno. A nosotros siempre nos reconocieron las diferencias de la situación de cada uno. Además, me parecería que sería agregar más irritación plantear que todos vamos a ir con el mismo modelo. Y, además, tampoco tiene sentido que, por ejemplo, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires lleve adelante el mismo planteo que Chubut”

A prueba y error

Durante este año son muy pocas las provincias que tienen que afrontar vencimientos. Verónica Sosa, presidenta de Economía & Regiones, señaló que entre 2016 y 2017 las provincias “colocaron USD 16.000 millones, de los que USD 6.000 corresponden a Buenos Aires, otros USD 2.500 millones a la Ciudad, USD 2.000 millones a Córdoba y 1.000 millones de dólares a Santa Fe. Salvo Buenos Aires que tiene vencimientos por 666 millones entre junio y mayo, el resto ya está mirando el 2021”. En este contexto, la especialista entiende que buena parte de las provincias saldrá a reestructurar sus deudas porque los incentivos están alineados en ese sentido. “Si al gobierno nacional le va bien y tiene una buena aceptación del canje, las provincias copiarán el esquema. Si no le va bien y la Argentina entra en un default, se encontrarán con restricciones para acceder a los dólares que necesitan girar, por lo que también es una buena razón para sentarse a negociar. Por último, la gran mayoría de los títulos pagan una tasa alta, que está entre el 7% y el 9% en dólares, eso también es un incentivo para sentarse a negociar e intentar reducir ese costo”, agregó la economista de Economía & Regiones.

Poco margen para creativos

Otro de los incentivos que encuentran es la escasez de recursos con los que hoy cuentan, como consecuencia de la recesión que se profundizó con la paralización generalizada que significó el aislamiento preventivo obligatorio. Como bien dijo el ministro de Economía de una de las provincias centrales en la estructura económica de la Argentina, el 2020 “está perdido” y esa pérdida está en los ingresos. Esta situación de escasez de recursos es otro incentivo para que las provincias avancen en una reestructuración de deuda similar a la que Guzmán presentó en donde el dato más atractivo son los años de prórroga de intereses, ya que eso significa que los gobernadores podrán contar con dinero ahora que estaba previsto para la deuda, y eso “patearlo” para adelante.

Fuerte lastre

Las provincias que tienen que pagar deuda este año son Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Neuquén y Tierra del Fuego. En total son deudas por USD 1.200 millones de los que 816 millones de dólares son de la provincia de Buenos Aires. En 2021 a estos distritos se les suman Chubut, Córdoba, Chaco, Entre Ríos, La Rioja, Mendoza, Río Negro, Salta y Santa Fe y la deuda a pagar crece a USD 2.200 millones, al año siguiente, en 2023, se deberán afrontar pagos por USD 1.600 millones y el pico de la deuda de las provincias llega en 2023 cuando entre todos los distritos deban hacer frente a vencimientos por 2.400 millones de dólares. Como sea, hoy Guzmán moverá sus fichas por videoconferencia y después cada una de las provincias tendrá dos minutos para describir los diferentes contextos de deuda. Lo demás, seguramente serán recomendaciones no trasmitidas masivamente. En fin, ya lo decía Jefferson, “No gastes tu dinero ni te endeudes, antes de ganarlo.” Habrá que ver…

Fuentes: NA, Infobae, MEN, ADN Sur, propias


COMENTARIOS

Comments are closed.