MISTERIOS DEL UNIVERSO

El Nilo, el río más largo, y el más antiguo


El Diario | Contra Tapa

Un equipo estadounidense de la Universidad de Texas en Austin descubrió que el Nilo, el río más largo de África, es mucho más antiguo que lo que se creía. Los investigadores estiman en un estudio publicado en la revista “Nature Geoscience” que tiene 30 millones de años, aproximadamente seis veces más de lo que se pensaba anteriormente.
Los antiguos egipcios consideraban al Nilo la fuente de toda vida. Sus aguas han vuelto prósperos y fértiles los valles del noreste del continente al tiempo que daban forma al curso de la civilización humana. Sin embargo, ese camino inmutable del río ha sido un misterio para los geológos, ya que los caudales tan antiguos suelen moverse con el tiempo. ¿Por qué este no era el caso?
“Una de las grandes preguntas sobre el Nilo es cuándo se originó y por qué ha persistido durante tanto tiempo”, señala el autor principal, Claudio Faccenna, profesor de geociencias en Texas. “Nuestra solución es realmente bastante emocionante”, afirma. Los resultados vinculan el flujo del río con el movimiento de la roca en el manto profundo de la Tierra. Si no fuera por esto, el Nilo habría girado hacia el oeste hace mucho tiempo, probablemente cambiando el curso de la Historia junto con él.
El manto de la Tierra está compuesto de roca sólida que fluye como un fluido durante largos períodos. Al igual que las corrientes en un océano, las diferentes áreas del manto tienen diferentes patrones de circulación. En el documento, los investigadores conectaron la naturaleza inclinada de la topografía del Nilo con una especie de “cinta transportadora” del manto que empuja contra las tierras altas de Etiopía en el sur y tira de la superficie hacia el norte. De principio a fin, el suave gradiente mantiene al Nilo en un rumbo constante hacia el norte.

Rocas volcánicas

La investigación, financiada por la NASA, incluyó el estudio de rocas volcánicas antiguas en las tierras altas de Etiopía y su correlación con enormes depósitos de sedimentos enterrados bajo el delta del Nilo. Esto les mostraba a los investigadores que después de crecer drásticamente, las tierras altas de Etiopía se han mantenido a una altura similar durante millones de años, lo que los investigadores atribuyen al soporte de la roca del manto desde abajo.
“Sabemos que la alta topografía de la meseta etíope se formó hace unos 30 millones de años”, señala Thorsten Becker, científico investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas. Hasta ahora, sin embargo, no estaba claro cómo se ha mantenido esta topografía durante tanto tiempo. El equipo verificó sus hallazgos utilizando simulaciones por computadora que recrearon 40 millones de años de actividad tectónica de placas de la Tierra.
El modelo mostró la llegada de un penacho de manto caliente que probablemente condujo al derramamiento de lava que formó las tierras altas de Etiopía mientras se activaba esa “cinta transportadora” en el manto que persiste hasta nuestros días. La simulación reprodujo los cambios en el paisaje casi exactamente como esperaban los científicos, incluidos pequeños detalles como los rápidos de aguas blancas que se encuentran a lo largo del Nilo.
El equipo espera aplicar la técnica a otros grandes ríos como el Yangtze y el Congo.


COMENTARIOS

Comments are closed.