DESDE LA COMUNIDAD LOF KURACHE EMITIERON UN COMUNICADO CONTRA LAS POLÍTICAS DEL GOBIERNO PROVINCIAL

Un grupo de pueblos originarios ocuparon tierras cerca de El Maitén


Un grupo de 10 personas que dice pertenecer a la comunidad mapuche Lof Kurache ocupa, desde el miércoles de la semana pasada, tierras que esgrime como propiedad el empresario italiano Luciano Benetton en Chubut. Según informaron en el transcurso del fin de semana, la toma ocurrió en un puesto rural de la compañía Tierras del Sud, próximo al paraje Vuelta del Río, a 30 kilómetros de la localidad El Maitén.
Como consecuencia de esto, los empleados de la multinacional realizaron la denuncia y al día siguiente la Policía constató la presencia de los ocupantes en el lugar, operativo que se desarrolló sin enfrentamientos, de acuerdo al jefe de la Comisaría de El Maitén, Hugo Melipil.
“Esta usurpación es idéntica a la toma que sufrió esta misma firma tiempo antes por parte de un grupo de personas con los rostros cubiertos y encapuchados”, agregó Melipil. A su turno, el Ministerio Público Fiscal ya tomó intervención y hay presencia policial en el lugar.
Además, el jefe de la comisaría de El Maitén destacó que “la única persona que tenía su cara descubierta ha aparecido en otras tomas de la región. Los trabajadores, por su parte, debieron abandonar el lugar y dejaron todos sus elementos personales ahí”.

Recuperación territorial

Por su parte, la comunidad mapuche emitió un comunicado en el que advirtió que “iniciaron el proceso de recuperación territorial”. “Esta decisión se origina en la necesidad primaria de seguir existiendo como mapuche en nuestro territorio, en tierras aptas para nuestro desarrollo espiritual, cultural, económico, social y político negado por más de 140 años”, plantearon.
Los integrantes de la comunidad cuestionaron “las escasas o casi nulas políticas de entregas de tierra productivas”. “Como en el caso de Chubut, acotaron, se prioriza la creación de ministerios de minería e hidrocarburos antes que instancias gubernamentales para la expropiación y devolución de tierras usurpadas por estancieros, o creación de escuelas interculturales en los espacios rurales”, agregó el texto en cuestión.
También criticaron la “avanzada minera y expansión de la explotación de hidrocarburos diagramadas por la clase parasitaria política de los sucesivos gobiernos nacionales y provinciales en conjunto con las multinacionales”.
“Nuestra herramienta fundamental es la recuperación y el control territorial por parte de las comunidades para seguir preservando los ecosistemas naturales que durante miles de años han permitido la diversidad de vida en nuestro wallmapu en una completa armonía”, concluyeron.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS