EXIGEN QUE SE DEJE DE DEBATIR COMO SI FUESE UNA CUESTIÓN MERAMENTE LEGAL

Senadores chubutenses piden considerar al aborto como un tema de salud pública


El Diario | Regionales

Los últimos días de la presidencia de Mauricio Macri fueron bastante agitados en materia sanitaria, recordando que el entonces secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, tuvo que renunciar a su cargo luego de la polémica que se generó a consecuencia de la aprobación del Protocolo para la interrupción legal del embarazo (ILE).
Asimismo, luego de estos inconvenientes, en su segundo día de gestión como ministro de Salud de la Nación, Ginés González García anunció en las últimas horas el nuevo protocolo para el aborto no punible, algo que ya está contemplado desde 1921 en el Código Penal de nuestro país.
“Ha sido actualizado y va a seguir siendo actualizado. Y cuáles son las dos razones centrales. Por un lado las modificaciones que ocurren en la legislación de nuestro país. En el Código Civil y Comercial del 2015 se incluyeron derechos que no estaban en el protocolo del 2015. Y la segunda parte es que la evolución del procedimiento hace que se modifiquen cuestiones científicas, la medicación que se utiliza, y eso usando cánones internacionales está puesto en este nuevo protocolo”, afirmó el ministro.
Además, el funcionario remarcó que “iniciamos un camino que es el de aplicación de la ley y creemos que va a haber algunas organizaciones antiderechos que van a cuestionar. Nosotros estamos dando un instrumento sanitario para que se cumpla la ley y los derechos de la persona que lamentablemente están en situación de interrupción voluntaria del embarazo”.

Objeción de conciencia

Si bien no dio muchos detalles sobre qué incluye el nuevo texto, González García explicó: “Rápidamente describe cuál es la situación del aborto en la Argentina y en el mundo y por supuesto cómo se debe proceder desde el conocimiento, qué deben hacer los equipos de salud, cuál es el abordaje del equipo, cuál es la evaluación médica que se tiene que hacer, cuál es el procedimiento para la interrupción del embarazo”.
También se refirió a la objeción de consciencia: “Somos respetuosos, pero no puede ser una coartada para que no se cumpla la ley. La ley respeta la objeción pero no puede quedarse sin respuesta institucional. Sabemos que hay instituciones que colectivamente han intentado hacer esto y obviamente lo que plantea es lo que se dice en la ley”.
El ministro completó diciendo que “lo que nosotros no queremos es que esto se convierta en un combate. No es un combate ni un búsqueda de votos ni una decisión que se toma para ganar una elección. Esto claramente es cómo se ejercita un derecho y cómo se cumple con la ley”.

“Va a haber nuevos protocolos”

Asimismo, González García destacó que todo su equipo trabajó “desde fuera del Estado en los protocolos en los conocimientos científicos nuevos y en la nueva legislación” e insistió en que “va a haber nuevos protocolos, posiblemente en uno o dos años va a haber otro”.
Al respecto, hizo referencia, sin nombrarlo, a lo ocurrido con Rubinstein: “El primer protocolo no generó controversias. Acá, a partir del episodio de los últimos días, me preocupa que sea una seguridad para los trabajadores de la salud. En estas controversias los trabajadores se asustan o intimidan. Tratamos de que tengan el respaldo del gobierno nacional porque están respaldados por la ley”.

Legalización del aborto

No obstante, el ministro de Salud pidió diferenciar a los protocolos que se puedan emitir desde dicha cartera a la legalización de la interrupción del embarazo, remarcando que “vamos a trabajar para que se apliquen las leyes vigentes. En relación a la legalización del aborto exige un trámite parlamentario, un tiempo distinto. Mi tema, lo dije siempre, más allá de que soy respetuoso de los derechos, es que hay 30 muertes evitables por año y más de 50 mil internaciones muchas de las cuales son evitables como consecuencia de cómo están las reglas del juego. Para lo único que sirve es para eso, porque todo sigue igual”.

Enmarcar la discusión en Salud Pública

Al respecto, en una entrevista con El Diario, Alfredo Luenzo, senador nacional por Chubut, pidió que el debate del aborto se centre en una cuestión de salud pública, más que en una discusión legal. Al ser consultado sobre la posibilidad de que el año que viene pueda aprobarse la ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), ya que cuenta con el acompañamiento del presidente Alberto Fernández, el representante de Chubut en la Cámara Alta del Congreso Nacional fue contundente: “Si logramos sacar la discusión del plano del Código Penal, la vamos a sacar. Esta es una discusión que tiene que ver con Salud Pública y no tiene que ver con el Código Penal. Este es el error que nosotros cometemos permanentemente”.
Además, el senador chubutense pidió “entender que la religión también tiene que opinar. Yo creo que la religión y el Estado hay que separarlos definitivamente. El aborto es un tema que las mujeres sufren”.
Por último, Luenzo indicó que si los hombres tuviesen la posibilidad de poder ponerse en el mismo lugar que las mujeres, “seguramente no estaríamos discutiendo esto, esto no estaría penalizado. No estaría criminalizada la mujer. Yo creo que hay que sacar la discusión del ámbito penal, hay que eliminar definitivamente esto. Hay que dejar de lado los protocolos, porque quedan en un marco de difusa interpretación. Si esto es política de Salud Pública, creo que esto lo tenemos que resolver rápidamente”.

“Ojalá que si”

A su turno, Nancy González, también senadora nacional representante de Chubut, hizo referencia a la discusión sobre la legalización del aborto en Argentina, y al ser consultada sobre la posibilidad de que se apruebe finalmente una ley en el futuro inmediato dijo: “Yo espero que sí. Espero que podamos sacar la ley”.
En una entrevista con El Diario, la senadora afirmó que ahora tienen que “volver a sacar los números, con los senadores y los diputados nuevos que asumieron y ver si estamos en condiciones de poder sacar la ley. Ojalá que si”.


COMENTARIOS

Comments are closed.