LA VÍCTIMA FUE IDENTIFICADA COMO BERYL WILLIAMS. ESTABA MANIATADA Y AMORDAZADA

Reconocida vecina de Madryn de 87 años muere al ser asaltada


El Diario | Puerto Madryn | Seguridad

Otro brutal crimen sacude a la comunidad de Puerto Madryn. Este lunes al mediodía fue hallado el cuerpo sin vida de una mujer en una vivienda ubicada en Albarracín al 450. La víctima fue identificada como Beryl Williams de 87 años de edad. El macabro hallazgo lo protagonizó su hija que la encontró con las manos atadas y amordazada.
La hipótesis más fuerte apunta a un eventual homicidio en ocasión de robo, teniendo en cuenta que la mujer se hallaba inmovilizada y que el sitio mostraba signos de que una o más personas habría sustraído elementos.
El hecho también generó la bronca de vecinos, que advirtieron la innumerable cantidad de recursos volcados al megaoperativo del fin de semana en la zona costera, donde se demoró de manera aleatoria a transeúntes, sin que la excesiva presencia policial sirviera para prevenir o desalentar episodios trágicos como el ocurrido al día siguiente.

Homicidio en ocasión de robo

Primeramente, trascendió que la familia de la reconocida vecina había tomado contacto con ella por última vez el pasado domingo, sobre las once de la noche; recién el lunes a media mañana, un familiar de la víctima habría concurrido al domicilio para encontrarse con el cadáver de la mujer, y posteriormente dar aviso a la Policía.
Al momento, se desconoce si elementos de la vivienda fueron sustraídos, al tiempo que las pericias forenses precisarán la causa de muerte.
Llamativamente, el “homicidio en ocasión de robo” es uno de los que reviste estadísticas casi nulas en la ciudad del Golfo, y algo que conmocionó y consternó a la comunidad fue la violencia con la que el hecho habría sido perpetrado.

Asfixia por cintas en la boca

Desde el Ministerio Público Fiscal precisaron que “la víctima, de apellido Williams, es una mujer reconocida en la comunidad” y que el hecho “ocurrió en un domicilio ubicado sobre calle Albarracín al 400”.
“La mujer”, agregaron, “estaba sin vida, atada, y el lugar estaba todo revuelto”.
Asimismo, los primeros datos “indican que el mecanismo de muerte habría sido por la asfixia provocada por las cintas en la boca”, aunque aclararon que “los datos oficiales se conocerán con el resultado de la autopsia que será realizada por el Cuerpo Médico Forense”.

No hubo disparos

Por otra parte, explicaron desde la Fiscalía que en el lugar “no hubo disparos, y al estar todo el domicilio con los elementos desordenados se presume que fue un ‘homicidio en ocasión de robo’”.
Por último, relataron que la situación “fue descubierta por la hija de la víctima en horas del mediodía” y que la misma “dio aviso a la Policía”.
En el lugar trabajó personal de la Policía Científica, la División Policial de Investigaciones (DPI) y los fiscales de turno Jorge Bugueño y Raúl Barroso; “los elementos y evidencias que sean recogidos en la escena serán peritados”, concluyeron.


COMENTARIOS

Comments are closed.