Nafta al fuego


YPF es un polvorín. El fallido aumento de las naftas dejó a Guillermo Nielsen en la cuerda floja. El titular de la compañía quedó muy desautorizado por la decisión de Alberto Fernández de cancelar la suba por tiempo indeterminado, una señal que cayó muy mal en el mercado donde ya se habla de posibles acciones judiciales. Tan fuerte fue el golpe para Nielsen que en la compañía y en el mundo petrolero ya se especulaba con su posible salida de la compañía.


COMENTARIOS