AUMENTA LA DEPENDENCIA DE LAS QUE TIENEN DEUDA EN DÓLARES COMO CHUBUT

Moody’s anticipa problemas para las provincias en 2020


Según la medidora de riesgo Moody’s, la perspectiva para las provincias de cara al 2020 es negativa, debido a “mayores riesgos sistémicos”. Tal como describe el informe, los gobiernos provinciales de Argentina enfrentan “un entorno operativo cada vez más desafiante, que afectará sus resultados financieros y hará más difícil el refinanciamiento de la deuda frente a las presiones sociales y los cambios de políticas”.
Entre los puntos claves, desde Moody’s mencionaron que las condiciones restrictivas en los mercados locales e internacionales aumentarán la dependencia de las provincias del financiamiento soberano y profundizarán la exposición de los tenedores de bonos al riesgo de refinanciamiento.
Asimismo, los indicadores crediticios presentarán un deterioro como resultado del aumento de los costos financieros y la exposición a la deuda en moneda extranjera en medio de la volatilidad financiera.
Entre los motivos, Moody’s menciona que la administración de la liquidez será más difícil debido a las restricciones en los controles cambiarios.
Los ingresos también se debilitarán en términos reales como resultado de la severa recesión económica de Argentina.
De ese modo, ante las tensiones sociales y la inflación persistente, las provincias se verán obligadas a aumentar el gasto a medida que aumenta la pobreza y el desempleo, y disminuye el poder adquisitivo. Sin embargo, los gastos de capital estarán limitados por la falta de opciones de financiamiento y el lento crecimiento.
“La continuidad de las políticas será desafiante ya que habrá nuevos gobernadores y una nueva administración federal”, sostiene, como último punto, el informe.
Si bien consideran que es poco probable en el corto plazo, un cambio de perspectiva a estable podría estar determinado por: Recuperación económica más rápida de lo esperado a nivel provincial y federal, dando lugar a mayores ingresos y a una base impositiva más sólida. Estabilización de la presión cambiaria y disminución de los costos financieros. Estabilización de la tasa de inflación. Disciplina fiscal estricta. Continuidad de las políticas a nivel provincial y federal.


COMENTARIOS