ESTADOS UNIDOS RESTABLECE CARGAS AL ALUMINIO Y AL ACERO ARGENTINO

Las acciones de Aluar se desplomaron casi 12% tras el anuncio de los aranceles


El Diario | Regionales

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer que su gobierno restablecerá los aranceles al aluminio y al acero que provengan de Argentina y también desde Brasil, retrotrayendo un acuerdo alcanzado hace un año y medio con el presidente Mauricio Macri, luego de algunos días de discusiones y negociaciones entre ambas partes.
La medida impactó de lleno en la compañía Aluar, las acciones bajaban este lunes casi 12% en la bolsa porteña mientras que los papeles de Ternium caían más del 6%, luego de conocerse el aumento de aranceles para el aluminio y el acero argentinos por parte del gobierno de Donald Trump.
En un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter, el titular de la Casa Blanca argumentó que “Brasil y la Argentina han estado llevando adelante una devaluación masiva de sus monedas”, lo cual, afirmó, afecta a sus productores locales.
“Brasil y la Argentina han presidido una masiva devaluación de sus monedas, lo cual no es bueno para nuestros granjeros. Por lo tanto, con efecto inmediato, restablecerá los aranceles sobre el acero y aluminio que se envía a Estados Unidos desde esos países”, escribió el mandatario norteamericano en un primer tuit. A continuación, dijo que “la Reserva Federal también debería actuar para que esos países, de los cuales hay muchos, no sigan tomando ventaja de nuestro dólar fuerte devaluando más sus monedas. Esto hace muy difícil para nuestras fábricas y granjas exportar equitativamente sus bienes”.
En un tercer tuit, agregó que los mercados norteamericanos subieron 21% desde el “anuncio de los aranceles el 3/1/2018, y Estados Unidos está captando masivas cantidades de dinero (y dando algo a nuestros granjeros, que están en la mira de China)”.
Como consecuencia de esto, el índice líder S&P Merval caía un 1,5%, por debajo de las 34.000 unidades, luego de acumular durante la semana pasada una mejora del 2,7%. Las valuaciones de las acciones argentinas vienen de atravesar un árido 2019, con una caída en dólares de 42,8% en once meses.

Sorpresa oficial en Argentina

Por su parte, el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, se mostró sorprendido por la medida y anticipó que intentará comunicarse con el gobierno de Trump. “No hubo ninguna señal de que iba a haber un cambio en las condiciones comerciales”, explicó Sica en una entrevista con la agencia internacional Reuters, donde también agregó que hizo un pedido al Gobierno de Estados Unidos para dialogar con el secretario de Comercio del país, Wilbur Ross.
De acuerdo con el funcionario de nuestro país, la Argentina acumula exportación en acero y aluminio a Estados Unidos por casi 700 millones de dólares en lo que va del año.
En tanto, a fines de abril de 2018, el gobierno de Trump había alcanzado un acuerdo con la Argentina, así como también con Brasil y Australia, para eximir a estos países de los nuevos aranceles al acero y al aluminio impuestos por mandatario en el marco de la guerra comercial con China. El presidente estadounidense impuso en marzo de ese año un gravamen del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio, pero permitió exenciones temporales a Canadá, México, Brasil, la Unión Europea, Australia y también a la Argentina.

Diálogo entre Trump y Macri

De hecho, el propio presidente Mauricio Macri habló en su momento con Trump por teléfono para pedir que Argentina sea exceptuada de los gravámenes. Y es que se trata de un mercado que entre ambos metales representan exportaciones por unos 700 millones de dólares.
Vale destacar que entre las exportaciones siderúrgicas de mayor valor agregado que venían sin arancel están los tubos de acero sin costura con rosca para la industria petrolera, elaborados por Aluar, ubicada en la localidad chubutense de Puerto Madryn, y Tenaris-Siderca.
Estados Unidos compra la mayor parte de sus importaciones de acero a Canadá, cuya industria siderúrgica está muy integrada a la de su vecino del sur. A su turno, Trump invocó una ley comercial de 1962 para levantar protecciones para los productores de acero y aluminio de Estados Unidos por motivos de seguridad nacional, en medio de un exceso de oferta global de ambos metales que es atribuido principalmente a la enorme producción de China.

Devaluación argentina y brasilera

Por su parte, en una entrevista con Ámbito, el especialista Marcelo Elizondo afirmó que hay cuestiones a tener en cuenta. La primera, es que la medida “está basada en una razón objetiva, que es la devaluación de la moneda de ambos países, que de hecho está pasando en todos los países de Latinoamérica” y que “Trump es un presidente que al tema de las devaluaciones le asigna mucha relevancia”. “Las sigue y las considera elementos de competencia de los países”, sostuvo.
Por otro lado, opinó que hay también “un elemento geoestratégico”. “Trump utiliza los aranceles para obligar a sentarse a negociar a los demás. Lo hizo con México con la cuestión migratoria, lo ha hecho con China en el marco de la guerra comercial, y la hizo sentarse a discutir cuestiones de fondo que no tenía pensado discutir como por ejemplo el respecto al derecho de propiedad intelectual”, expresó Elizondo.
“Trump utiliza los aranceles con bastante desprejuicio, como mecanismo para sentarse a negociar. Me parece que esto está utilizándolo para que Argentina y Brasil conversen. En el caso de la Argentina hay una nueva administración y sabemos que ha habido unos primeros diálogos no oficiales, con el enviado de Trump para reunirse con Alberto Fernández en México, y después de eso no ocurrió mucho más”, agregó el especialista, que ve en Estados Unidos una intención de “alinear convergencias de intereses”.
Por último, el especialista concluyó diciendo que “en el caso de Brasil hay que tener en cuenta que días atrás se llevó a cabo allí la reunión de los BRICS y Brasil inició conversaciones con China para avanzar en un tratado de libre comercio, incluso allí se habló de alentar la llegada de Huawei a Brasil con fuertes inversiones, y eso es un tema sensible para Estados Unidos”.

El presidente de Aluar trató de inoperante al Gobierno

El presidente de Aluar, Javier Madanes Quintanilla, aseguró que la decisión de Estados Unidos de volver a imponer aranceles contra el aluminio y el acero proveniente de la Argentina, le “pega muy fuerte” a esa empresa, y cuestionó al Gobierno de Mauricio Macri por “inoperancia” en su política exterior.
“Más allá de las repercusiones que va a tener esto en lo comercial y económico para nosotros, lo que pega más fuerte es la absoluta inoperancia que hemos tenido en una serie de manejos de cómo llevar la relación comercial internacional”, sostuvo el empresario.
Madanes Quintanilla dijo que la decisión de Estados Unidos “no es cosa de un rayado. Hay detrás una estrategia que se lleva a cabo hace tiempo”.
A su criterio, en el Gobierno argentino “hay una mala lectura del problema que se está enfrentando. Estos contratiempos hay que tomarlos desde el lado de la política exterior, desde el punto de vista diplomático, y cuando va dirigido a un sector en particular, hay que ver también qué pasa con la política económica general”.


COMENTARIOS

Comments are closed.