EN MADRYN BUSCAN RENOVAR LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN EL PARTIDO

La UCR cerró el año acercando posiciones en el debate interno


El Comité “Manuel del Villar” de la Unión Cívica Radical en Puerto Madryn llevó adelante un encuentro partidario en el que despidió un convulsionado año electoral, bajo la premisa de fortalecer la unidad del espacio y acercar posiciones entre algunos referentes que, durante la contienda eleccionaria, mantuvieron posicionamientos muy diferentes.
Lo que destacaron desde el partido fue la presencia de algunos actores y ex autoridades del Comité que, previamente, se habían disputado la conducción del espacio hoy encabezado por Germán Martinelli y Vanesa Peruzotti, en un marco de “unidad y conciliación”.
Los próximos meses serán seguramente definitorios para la articulación de las distintas partes que integran Cambiemos, entre ellas la propia UCR, la Coalición Cívica y el Pro, que dirimirá autoridades a fines de este año o principios del próximo; ello podría determinar que, al igual que como ocurrió a nivel nacional, en Cambiemos Chubut se ratifique la alianza en la práctica, o bien que ocurra lo mismo que hasta entonces, donde administrativamente la misma se conservó durante los procesos electorales, aunque con marcadas diferencias dentro de la coalición.

Conciliadores

De este modo, autoridades de la UCR en la ciudad del Golfo comentaron que finalmente se cerró el año “con un brindis en unidad” y con “invitaciones exclusivas en unidad y fortaleza”, ya que “las listas que habían participado meses atrás de la interna, celebraron con un mensaje de unión y proliferación, entendiendo que ahora es el momento oportuno para que el radicalismo se fortalezca y crezca para ser una real alternativa de gobierno en la ciudad”.
Asimismo, destacaron que los oradores del encuentro fueron el actual presidente, Germán Martinelli, y la vicepresidenta radical Vanesa Peruzotti en carácter de anfitriones, “y Carlos Bottazzi y Sergio Mülbayer como parte de los dirigentes que se habrían enfrentado por la conducción del Comité”.
En este orden, remarcaron que “todos coincidieron en un mensaje de unidad y conciliación y se proyectaron a que Puerto Madryn sea ‘punta de lanza’ del radicalismo”, agregando que la reunión “concluyó augurando un año con mucho trabajo militante para el radicalismo, siendo hoy un partido opositor al actual gobierno”.

Acercamiento social

Por su parte, Martinelli señaló que “una vez concluidas las internas y terminado el proceso eleccionario, como presidente solicité que el radicalismo salga más a la calle, que milite y tenga un mayor contacto y empatía con cuestiones sociales, tanto de la ciudad como de la provincia” y aclaró que “esto debe darse en el marco de la militancia cotidiana”.
El espacio político atravesó, a nivel local, numerosos sobresaltos durante la última conducción, cuando la entonces titular del Comité, Aidú Iriarte, radicó una denuncia contra varios dirigentes a los que acusaron de haber irrumpido durante una reunión de la Juventud Radical dentro del edificio, y de presuntamente haber amenazado a integrantes jóvenes del partido; tras varios meses de investigación, la Fiscalía finalmente desestimó la denuncia.

“Pax” política y elecciones en el Pro

Asimismo, el ex presidente del Comité y que fuera sucedido por Iriarte, Sergio Mülbayer, había encabezado parte de la resistencia interna ante la alianza entre el otrora candidato a la intendencia, Claudio Tortoriello, y la dirigente Aidú Iriarte como vice.
Ello habría generado el surgimiento de una nueva fórmula que se disputó la interna en abril de este año, encabezada por el arquitecto radical Guillermo Ebene Kent y el docente de extracción Pro, Alejandro Pettovello; resultado que finalmente fue favorable para el tándem Tortoriello-Iriarte, que terminó los comicios en tercer lugar.
Ahora, con la continuidad de Cambiemos y el regreso del kirchnerismo en el plano nacional, desde el espacio radical en Puerto Madryn apuntan a “limar asperezas” y diferencias internas y fortalecer el partido con la “militancia diaria” propuesta por Martinelli, aunque restaría definir qué papel jugará el Pro dentro de la alianza, y si serán acciones que se llevarán a cabo juntos o por separado.
También, una incógnita será la elección de autoridades de este último espacio, que se dirimirían a fines de este año o bien a principios del próximo, y cuya figura determinaría, también, el curso de la alianza para los próximos años.


COMENTARIOS