LOS FISCALES ACUSARON TAMBIÉN A LA ESPOSA Y AL CHOFER DEL EXFUNCIONARIO

Investigan a Carlos Barbato por presunto enriquecimiento ilícito


El Diario | Judiciales | Politica | Regionales

Los fiscales generales Omar Rodríguez y Alex Williams presentaron una nueva imputación contra Carlos Barbato (extitular de Lotería del Chubut), Erica Perrone (esposa de Barbato) y Adrián Quinteros (chofer de Barbato), contra quienes pesan imputaciones provisorias, según los fiscales generales la Unidad Fiscal Especial (UFE).
Rodriguez presentó la acusación este lunes ante la mesa de entradas de la Oficina Judicial de Rawson. Según la investigación preliminar que realizaron los fiscales, Barbato, encuadraría “prima facie” en la figura de enriquecimiento Ilícito, en calidad de autor.
En tanto que para Erica Perrone y Adrián Quinteros, sus conductas deben encuadrarse en calidad de “interpósitas personas”. En el caso de Quintero para los fiscales solamente tiene participación en el segundo de los hechos y se trata de un “prestanombres”.
Respecto de Barbato, los fiscales dejaron abierta la posibilidad de que justifique el incremento patrimonial durante el tiempo en que dure la investigación penal preparatoria.
En el primero de los hechos, la investigación preliminar tiene detalles de los ingresos de Barbato y de su grupo familiar, que no se condicen con los valores de los bienes adquiridos, una casa de dos plantas de Playa Unión valuada en casi 10 millones de pesos, además de automóviles de alta gama y cuatriciclos, entre otros vehículos. En este aspecto, la acusación cuenta con montos de los sueldos de Barbato en la función pública, además de gastos realizados en inmuebles y compra de los automotores.
En el segundo de los hechos se describe la maniobra que realizó Barbato para poner a nombre de su chofer Quinteros, un vehículo Audi que posteriormente sufrió una colisión cuando era conducido por L. Barbato (hijo del matrimonio), y el cambio de dominio del vehículo para así hacerse del monto abonado por la compañía aseguradora.

Uno a uno los bienes

“Se ha podido acreditar hasta el presente, que Carlos Barbato posee bienes, a) camioneta marca Chevrolet, modelo S10, Año 2017, dominio colocado AB371VK, b) camioneta marca Chevrolet modelo S10, MODELO 2017, dominio AB281GV, c) vehículo marca BMW Modelo 418-X1- 207, año 2013, dominio LZX-548, d) vehículo tipo todo terreno denominado UTV, marca Artic Cat, de 750 centímetros cúbitos, e) Una casa de 200 metros cuadrados cubiertos, ubicado en la villa balnearia de Playa Unión sobre calle José Coronel Nro. 1264, entre Canónigo Vivaldi y Laura Vicuña, con un costo aproximado de 800 dólares el metros cuadrados, arrojando un monto superior a los 160.000 dólares como valor aproximado de referencia, quedando sujeta a la tasación definitiva en el marco de la presente investigación. Dichos bienes no encuentran sustento en los ingresos legítimos que percibió ex funcionario mientras ocupó cargos públicos”, concluye la presentación formal realizada en la Oficina Judicial.

“Prestanombres”

Los fiscales hallaron “inconsistencias respecto del ingreso que percibía Barbato como funcionario público, y los bienes adquiridos en el período de tiempo en que ejerció la función pública. Entendemos que existen datos objetivos de un incremento patrimonial apreciable e injustificado por parte de Carlos Barbato, en el periodo mencionado, dado que, como ya lo hemos sostenido, el nombrado no tenía capacidad económica para la adquisición de los bienes precedentemente descriptos. Finalmente, debemos destacar que como modalidad reiterada en miras a mantener oculto del incremento patrimonial en cabeza de Barbato se sirvió de prestanombres, como es el caso de su pareja Erica Perrone, y el de Adrián Quinteros.

Sueldos y propiedades

De la presentación realizada en la Oficina Judicial de Rawson dos hechos investigados por los fiscales Alex Williams y Omar Rodriguez, indican entre otros aspectos que, “desde el año 2003 a la fecha, el ciudadano Carlos Albero Barbato, se viene desempeñando como funcionario público. En fecha 12/12/03 ingresó a la administración pública en el cargo de Gerente General del Instituto de Asistencia Social. Luego, a partir de diciembre del año 2007 ocupó el cargo en el Ministerio de Coordinación de Gabinete. Posteriormente en el periodo 2011- 2015 cumplió funciones en la Legislatura de la Provincia de Chubut. Finalmente, por Decreto nro. 27/15, en fecha 11/12/2015 se lo designó en el cargo de presidente del Instituto de Asistencia Social, cargo que ocupó hasta el 5/7/2019, fecha en que por decreto nro. 742/19 se le aceptó la renuncia al cargo aludido”.
El dato revela que Barbato, nunca perdió su calidad de funcionario público, y según la investigación preliminar el imputado no contó con ningún otro ingreso que no sea su sueldo proveniente de la administración pública.
Esta circunstancia es la que coloca a Barbato bajo la lupa, y los primeros indicios muestra que ha adquirido bienes que no se condicen con sus ingresos, incluso se investiga también a su esposa, Erica Perrone, quien durante el mismo período de tiempo se desempeñó como “Ama de Casa”, no percibiendo ningún tipo de emolumento que nutriera el patrimonio de ambos. Recién en el corriente año, en el mes de Julio comenzó a percibir un salario aproximado de unos 31.000 pesos mensuales al haber ingresado como agente de la administración pública provincial.
“De las constancias obrantes en la presente investigación surge que el ex funcionario, con la colaboración necesaria de su pareja adquirió de manera apreciable e injustificada bienes muebles registrables y un lote ubicado en Playa Unión donde posteriormente construyeron una casa de dos plantas con quincho”, dice la denuncia en uno de sus párrafos.
Por otra parte se describe que en el año 2016, Barbato sirviéndose de su pareja Erica Perrone como interpósita persona a fin de disimular la adquisición por parte del nombrado, adquiere un vehículo Cuatri marca Can-am, por un monto 232.000 pesos, un vehículo Cuatri marca Gama por un monto de 190.000 pesos, un vehículo marca Ford Mondeo por un monto de 538.025 pesos y un Ford fiesta por un monto de 302.500 pesos, percibiendo el ex funcionario durante ese año un salario promedio de 76.500 pesos, habiendo comprado vehículo por un monto de 1.262.500 pesos.
De este modo los fiscales enumeran bienes que se fueron adquiriendo en el hogar de Barbato y Perrone que, de acuerdo a la investigación preliminar, superarían ampliamente los ingresos de la familia.

El accidente

El segundo de los hechos en el que queda involucrado el chofer, Adrián Quinteros, expresa, que “con fecha 23 de agosto del año 2018, Carlos Barbato adquirió el vehículo marca Audi, dominio colocado LHV-731 cuyo titular era José Carlos Barcelona. Dicha operación se materializó en el domicilio de Barbato y Erica Perrone, sito en calle Soler nro. 1643, del Barrio Cooperativa de Trelew.
En dicha circunstancias Barcelona le entregó el vehículo de mención, junto con la documentación respectiva, y a cambio recibió en parte de pago un cuatri marca Can- am, y la suma de 180.000 pesos aproximadamente en dinero en efectivo.
A los fines de mantener oculta la operación de compra venta, y que dicho rodado no aparezca dentro del patrimonio de Barbato, el nombrado se valió de Adrián Quinteros como persona interpósita, quien en fecha 23 de agosto del mismo año inscribió dicho rodado a su nombre, otorgando en idéntica fecha autorización para conducir el vehículo aludido, a Carlos Barbato, Erica Perrone, y el hijo de ambos Laureano Barbato”, se expone en la imputación realizada por los fiscales.
Más adelante se establece que el 23/04/2019, dicho vehículo era conducido por Laureano Barbato, en la intersección de las calles Soberanía Nacional y Edison sufrió una colisión con destrucción total del rodado. Como consecuencia de ello siendo que el titular del vehículo era Adrián Quinteros, con fecha 28/05/2019, ante el escribano público, Nicolás Caucich, el nombrado firmó un poder especial a favor de Erica Griselda Perrone.
El pleno poder le permitió cobrar la indemnización por parte del seguro que informó que en fecha 11 de junio del año 2019 se efectuó un pago a Perrone DNI 26.326.921 por la suma de 528.000 pesos.
“De los expuesto surge que, Barbato presidente de lotería, ideo dicha ingeniería jurídica para incorporar bienes a su patrimonio sin que pueda ser detectado por los órganos de control”, señala la acusación de los fiscales entre otros aspectos.


COMENTARIOS

Comments are closed.