PIDEN COMIDA MÁS VARIADA Y NUTRITIVA

Huelga de hambre en la Alcaidía de Comodoro Rivadavia


Presos del pabellón tres de la Alcaidía de Comodoro Rivadavia, están en huelga de hambre, solicitan un habeas corpus en el que piden un menú de comida más variado y reclaman por las pérdidas de cloacas en el lugar.
Juliana Fuentes, abogada adjunta de la Defensa Pública, confirmó que se trata de unos 10 internos iniciaron la huelga. Presentaron un escrito solicitando un habeas corpus. “Ayer se realizó la audiencia donde se presentó un representante del pabellón. Algunas solicitudes fueron sin muchos detalles y solo se hizo lugar al reclamo de cloaca y alimentación”, indicó.
Los pedidos de los presos son por las pérdidas de cloacas, algunos internos oriundos de otras ciudades pedían visitas extraordinarias y denunciaron que las requisas a sus familiares eran invasivas. Pero el punto principal de reclamo, al que la jueza Olavarría hizo lugar, es por un menú más variado y más nutritivo. “Dicen que siempre tiene las mismas comidas, guisos, arroz y guiso con pollo, que no hay alimentación variada, y la jueza solicito que se presente un plan nutricional”, aclaró Fuentes.
Asimismo, la abogada confirmó que se programó una nueva audiencia para el día lunes 16 de diciembre “para revisar que estas cuestiones se estén cumpliendo”, dijo. Además, confirmó que los internos no levantaron la huelga de hambre, que se presume continuará hasta el lunes.

Domiciliaria

La medida comenzó miércoles y fue creciendo en las últimas horas, y al respecto de los planteos en el Habeas Corpus “fue totalmente desmentido”, aseguró este viernes el jefe de Alcaldía, Diego Ruhmling. “No veo ninguna irregularidad y trabajamos siempre ajustados a derecho” aseveró.
El jefe policial atribuye que la medida de fuerza suele ser particular sobre todo en estas fechas. “Hay antecedentes y tenemos experiencia, siempre para esta fecha presenta cualquier medida y recurso extraordinario para afectar el normal desarrollo del controlador de los internos”.
Sin embargo, Ruhmling expresó que “es un derecho de ellos” el hacer la huelga de hambre y aclaró: “nosotros articulamos protocolos de asistencia médica, con enfermeros que controlen el peso y estado de salud de cada uno ellos”.
Por estos momentos la huelga de hambre continuaba y no se sabía qué actitud iban a tomar con el transcurso de los días. “Son cuestiones para que se dejen de controlar, también lo hacen alterando o dañando las condiciones de detención”, indicó el jefe policial quien describió que los presos con estas medidas “tienen la fantasía que se le dará el arresto domiciliario”. (Adnsur, El Patagónico)


COMENTARIOS