En qué consiste el Plan Nacional de Lecturas que presentó el Gobierno


El Diario | Nacionales

El presidente Alberto Fernández elogió que se estimule «volver a la lectura» y que le parece «maravilloso» retomar ese «hábito», en el acto de lanzamiento del Plan Nacional de Lecturas, en un acto en el Museo Casa Rosada.
«Empiezo por confesarme analógico; celebro pasar las hojas, subrayarlas, marcarlas, amo que un libro de papel me atrape y lo pueda disfrutar como lo disfrutamos muchos de nosotros en tiempos en donde se leen y se tienen los apuntes en pantalla», expresó Fernández, acompañado por los ministros de Educación, Nicolás Trotta; de Cultura, Tristán Bauer; y de Justicia, Marcela Losardo.
El Presidente consideró «inevitable» ese avance y remarcó que «ya el papel parece obsoleto y la pantalla parece ser la regla», pero dejó en claro que «lo importante es disfrutar del hábito de la lectura», algo que, confesó, «lo atrapa mucho».
Fernández celebró que en el acto se hubiese leído el poema de Jorge Luis Borges «Juan López y John Ward» -a cargo de la escritora Claudia Piñeiro-, sobre la guerra en Malvinas, y sugirió que en algún acto se leyese «Las Causas», también del escritor argentino.
En cuanto al Plan de Lecturas, se expresó a favor de sumar «la poesía de Borges a estos libros para que lean los chicos, como también hay que llevar la poesía de María Elena Walsh, y los cuentos cortos de Historias de cronopios y de famas, de (Julio) Cortázar».
«Yo que soy un cronopio me encantaría que cada argentino descubra qué es, si es un cronopio o un fama», apuntó, y calificó de «maravillosa obra» la de Cortázar.
Entre sus principales lineamientos, el programa se propone “garantizar 180 lecturas posibles para los 180 días de clase”.
Para tal fin se pondrá en marcha la reedición de la colección “Leer por leer”, destinada a escuelas secundarias y de adultos, y se producirá una nueva serie de antologías para cada año de la escuela primaria.
Bajo la premisa de que el 70 por ciento de los menores en situación de vulnerabilidad económica no han tenido la posibilidad de que alguien les lea un cuento, el objetivo central de esta iniciativa «es garantizar el efectivo derecho a la lectura como herramienta para democratizar el conocimiento», explicaron desde Presidencia.
El Gobierno conformará un Consejo Asesor, integrado por rectores, referentes literarios, editoriales y representantes de la comunidad educativa de las 24 jurisdicciones del país, será el encargado de definir los acuerdos representativos en torno a las colecciones, los textos y las obras que formen el acervo del Plan.
Además de estimular la lectura como una experiencia cotidiana y desde una perspectiva federal, el Plan se propone reactivar la industria editorial argentina, considerablemente afectada por la actual crisis económica.
(Fuente: Ámbito)


COMENTARIOS

Comments are closed.