EL MINISTERIO DE SALUD AFIRMA QUE EL SERVICIO ESTÁ GARANTIZADO

Empleados del Área Programática Norte continúan en retención de servicios


El director del Área Programática de Salud Norte, Alfredo Samartino, y el director asociado médico del Hospital Zonal “Dr. Andrés Ísola” de Puerto Madryn, Ariel Urbano, coincidieron en señalar este jueves que las dos dependencias sanitarias del Ministerio de Salud provincial en la ciudad portuaria están funcionando con normalidad y los servicios médicos están garantizados.
Desde el pasado 9 de agosto, trabajadores del Área Programática Norte de Puerto Madryn, ubicada sobre la avenida Julio A. Roca al 400, entre Albarracín y España, llevaban adelante una retención de servicios en el lugar; se trata de un grupo de trabajadores del área sanitaria provincial nucleados en ATE, que desde entonces reclamaban por la finalización del pago escalonado de salarios, el incumplimiento de acuerdos paritarios previamente homologados, el pago del medio aguinaldo del primer semestre del año, y la infraestructura del sector de Salud, así como también el cumplimiento de distintos aspectos del Convenio Colectivo de Trabajo. La toma pacífica habría cumplido cuatro meses el próximo domingo, aunque desde Provincia reconocieron que continúan las retenciones de servicios.

“Se dan turnos y se atiende”

En primer lugar, Alfredo Samartino indicó que “el personal del Área Programática Norte está trabajando de manera habitual, con normalidad”, y comentó que “en el Hospital de Puerto Madryn, los servicios básicos y la guardia están atendiendo y están garantizados”.
Asimismo, Ariel Urbano sostuvo que “el funcionamiento del Hospital de Puerto Madryn es prácticamente normal: se dan turnos, los consultorios están atendiendo y servicios como laboratorio y rayos están trabajando”.
El director del nosocomio portuario aclaró que “las retenciones de servicios solo se han hecho por algunas horas, en las que el personal de todos modos siguió dando turnos”.

Edificios en mal estado

Entre los puntos señalados en la nota remitida a la Secretaría de Trabajo al inicio de la toma, uno de los aspectos en los que más hicieron hincapié los trabajadores fue el “deterioro” de los edificios hospitalarios, el cual consideraron “pone en riesgo la seguridad de quienes lo transitan”, tanto facultativos médicos como empleados administrativos y pacientes.
El “pago de haberes fuera de los días que corresponden”, pago escalonado, también fue otra de las críticas hechas al Gobierno Provincial, que tiempo después confirmaría su continuidad, al menos, hasta los primeros meses de este año.

Trabajadores precarizados

Siguiendo con los temas planteados por parte de los trabajadores, pidieron corregir aquellos “ingresos de compañeros por fuera del Convenio Colectivo de Trabajo”, es decir, precarizados como ha ocurrido en otras reparticiones como la de Educación, donde finalmente se concretaron varios pases a planta y, en el caso del área de Salud, todavía permanecen varios empleados prestando servicios en Prosate, en calidad de monotributistas, según lo señalado recientemente desde el gremio.
Si bien desde el sindicato reconocieron un buen diálogo con el anterior ministro de Salud, Adrián Pizzi, y un acercamiento positivo con el actual, Fabián Puratich, todavía mantienen la expectativa respecto de la propuesta que puedan acercar las autoridades provinciales, en el marco de un conflicto que ya supera varios años desde su inicio.

Duras críticas

La situación de los estatales nucleados en el área de Salud, incluso, se había trasladado al Hospital Zonal “Dr. Andrés Ísola”, donde comúnmente los días viernes se realizan asambleas para determinar la metodología de los reclamos; días atrás, carteles alusivos al actual ministro de Salud, Puratich, advertían cuestiones como “si no sabés negociar con Economía, andate”, lo que parecería indicar una buena voluntad del funcionario para responder a los reclamos de los trabajadores, pero tal vez algunos obstáculos con la cartera económica provincial.


COMENTARIOS